• 1

Con ocasión de cumplirse la finalización del período de cese el fuego unilateral decretado por nuestra organización a partir del 20 de noviembre del año anterior.La inmensa mayoría de la población colombiana puede dar fe de que las FARC-EP hemos cumplido en forma seria y responsable el compromiso adquirido hasta las 24 horas del día 20 de enero del año en curso. Por encima de la venenosa campaña de difamación lanzada por nuestros enemigos, en el período señalado suspendimos por completo  las acciones ofensivas contra la fuerza pública, al igual que los actos de sabotaje contra la infraestructura pública y privada.

Por nuestra parte les notificamos la decisión y voluntad de nuestras direcciones superiores de mejorar y regularizar la asistencia en los planos jurídicos, material, moral, organizativo y político, para que puedan en mejores condiciones enfrentar los desmanes y políticas criminales del régimen carcelario y dar las luchas en las cárceles, vinculando también al grueso de los presos sociales.

La política de desarrollo rural del Presidente Santos, otro santo inocente, al igual que todas sus demás políticas, atiende solamente los intereses de un grupo selecto, ha sido concebida a espaldas de la mayoría de sus destinatarios y afectados. Creemos, al igual que muchísimos colombianos, que la voz de estos debe ser escuchada y atendida.

Policías, soldados y guerrilleros, además de incontables mujeres y hombres de la población han entregado sus vidas, su integridad o su libertad en desarrollo de un conflicto que se prolonga indefinidamente y amenaza con extender la sangre todavía por muchos años.

Denunciamos que el Ejército continúa con su criminal acción de ubicarse y acampar en caseríos y lugares poblados, utilizando a las comunidades como escudos humanos. Todo el país conoce que la población reclama el retiro de las bases militares de esos territorios, con lo que el Ejército sólo se gana el repudio general de los habitantes del Cauca.

Quizás uno de los aspectos más positivo que nos deja este 2012 que agoniza, es la apertura de la Mesa de conversaciones entre el gobierno y las FARC-EP, en La Habana. Se abre así la posibilidad de encontrar una salida civilizada al prolongado y doloroso enfrentamiento entre colombianos con todo lo que un conflicto de tal naturaleza representa. Llegar a este punto no ha sido fácil.

Denunciamos ante la opinión pública, que mientras los guerrilleros farianos demostramos plenamente nuestra inalterable voluntad de contribuir a crear las condiciones realistas para encontrar una alternativa menos cruenta que la guerra impuesta desde las alturas del poder en nuestro país, los sectores guerreristas de la clase dominante, arremeten con la brutalidad propia de esa concepción ideológica que tiene al país sumido en la vorágine de un sangriento conflicto interno, al que no le quieren permitir hallar una solución civilizada.

Videos