El pueblo alíjuna y wayuú no quiere más masacres como las de Bahía Portete y Dibulla, que suman más de 800 guajiros asesinados por “paracos”, al mando de “Jorge 40”, amigote del presidente Uribe. Quiere y exige justicia y reparación por el desplazamiento forzado, el asesinato y la desaparición de centenares de ciudadanos inermes.

No más gobernadores, no más alcaldes ni politiqueros, ni más instituciones títeres de paramilitares.

No más complicidad de jefes militares, de policía y del DAS ligados con los desafueros del narcoparamilitarismo, es el clamor de dignidad de la nación wayuú y los pobladores de la Guajira.

Los humildes pimpineros despojados y vejados por la mafia paramilitar del monopolio gasolinero han sido reivindicados con esta acción del pueblo en armas.

Frente 59 Resistencia Guajira,
Bloque Caribe, FARC-EP

Montañas de Colombia,

agosto 14 de 2006