Pasada la  humareda los verdaderos guerrilleros siguen presos, y ni siquiera Rodrigo Granda está enteramente libre. El engaño y la manipulación de la opinión fueron  tan evidentes que Uribe no pudo ocultarlos: le debe al país y al Presidente Sarkozy una explicación coherente.

El  pueblo que es infinitamente más sabio que sus gobernantes, ya intuía la respuesta de las FARC al sospechoso anuncio de liberación unilateral: es una decisión que no obliga. No hay canje si las dos partes no reciben a sus prisioneros. Quieren tapar ! el escándalo de la narco-para-política. La designación de los voceros de FARC para cualquier eventualidad es atribución exclusiva del Secretariado.

Lo cierto es que para Colombia ha sido fatal la torpeza del Gobierno de negar la existencia del conflicto y descalificar al adversario, porque cerró puertas a la búsqueda de soluciones políticas. No se gana una guerra aferrándose al expediente de calificar de terrorista a una organización política y militar como las FARC, que pugna por instaurar un nuevo gobierno, donde la  verdadera democracia sea posible, haya dignidad, justicia social y respeto a la soberanía.

Pactar el canje de prisioneros sigue siendo prioridad. Si el gobierno nacional se compromete a dejar en libertad incondicional a Rodrigo Granda y le otorga garantías suficientes para su movilización a fin de contactar directamente al Secretariado, sin escoltas oficiales, ni radios, ni teléfonos satelitales, consideraríamos su nombramiento como! verificador de las FARC para el despeje de Florida y Pradera,! con mir as al intercambio humanitario, labor especial que desarrollaría con el acompañamiento de testigos internacionales y nacionales de organizaciones populares y familiares  de los prisioneros.

Una vez que ellos verifiquen el retiro de la fuerza pública, guerrilleros del área lo confirmarán y acto seguido el Secretariado de las FARC convocará mediante comunicado a los emisarios del gobierno a realizar el encuentro donde precisaremos y acordaremos nombres, garantías, mecanismos y medios para el intercambio.

Saludamos el manifiesto interés de distintos sectores y gobiernos del mundo que no han caído en la trampa uribista de negar el conflicto social y armado que enfrenta al Estado y a la Insurgencia Revolucionaria desde hace 43 años. Destacable la gestión del Presidente Nicolas Sarcozy y la persistencia de los emisarios de España, Francia y Suiza.

Reiteramos que un gran aporte de los gobiernos del mundo a la paz de Colombia sería el reconocimie! nto de las FARC-EP como Fuerza Beligerante.

Por todo lo señalado, valoramos significativamente la declaración del G8 alrededor del conflicto colombiano y destacamos su conclusión final que señal a: "los jefes de Estado y de gobierno del G8 formulan el deseo por una solución humanitaria que podría abrir la vía para retomar un proceso de paz en beneficio de todo el pueblo colombiano".

Quienes firmaron saben que esto es exactamente lo contrario a los objetivos de la fracasada" Seguridad Democrática".

Saludamos a Sonia, a Simón y a todos nuestros camaradas presos. Siempre  los llevamos en el corazón!.

Secretariado del Estado Mayor Central FARC-EP

Montañas de Colombia, 18 de junio del 2007