PROYECTO COMUNICADO

 

2. Que el objetivo intencional de la CIA y del sector narco-político paramilitar de Uribe es crear en la frontera colombo-ecuatoriana una situación caótica que obligue al Ejército ecuatoriano a tener presencia permanente y con patrullajes en la frontera, para después comprometerlo en operativos conjuntos contra-insurgentes, y así, implicarlo en el conflicto interno social y armado que vive Colombia.

3. Los sectores políticos uribistas comprometidos en esta acción desestabilizadora contra el gobierno ecuatoriano son los mismos que repartieron plata a diestra y siniestra para que los ecuatorianos residentes en las poblaciones fronterizas se pronunciaran en el pasado Referéndum por el NO; los mismos que en maridaje con la reacción venezolana y con la asesoría de la CIA, están infiltrando paramilitares colombianos a la hermana República Bolivariana de Venezuela, con fines también desestabilizadores para derrocar al Presidente Chávez.

4. Contraviniendo las órdenes del Presidente Correa, ciertos oficiales de la Marina con las unidades bajo su mando, han estado realizando patrullajes conjuntos con el ejército colombiano desde Puerto Colón, sobre el río San Miguel, hasta Puerto Nuevo (Ecuador); con menos constancia pero también lo han hecho, desde Puerto Ospina, sobre el río Putumayo, hasta la desembocadura del Cohembí, demostrando que son más fieles a la CIA que a su propio pueblo y a su Presidente.

5. Las FARC le manifiestan al hermano pueblo ecuatoriano y a su presidente Rafael Correa, a quien admiran por su dignidad y patriotismo, que el único ciudadano de apellido Solórzano que tienen en su poder, es al capitán de la policía de Florida (Valle), quién está comprometido en la conformación de grupos paramilitares y figura en nuestra lista para el canje.

6. Las FARC nada tienen que ver con los secuestros recientemente denunciados por el Presidente, ni con otros hechos delictivos ocurridos en la frontera y atribuidos injustamente a ellas.

7. las FARC-EP reiteran que acorde con su política de fronteras mandatada por la Octava Conferencia, de mantener buenas y fraternales relaciones con los países vecinos, no ha retenido a ningún ciudadano de nacionalidad ecuatoriana ni mucho menos ha realizado ni realiza retenciones en territorio de ese hermano país.


Estado Mayor de Bloque Sur de las FARC-EP


Montañas de Colombia, diciembre 12 de 2008