Con independencia del manejo propagandístico acerca de las verdaderas dimensiones de la acción, como siempre agigantadas y manipuladas con el propósito deliberado de presentarnos como una organización terrorista que apunta sus armas contra el pueblo de Colombia, el Secretariado Nacional de las FARC-EP expresa su repudio y condena ante este tipo de hechos.

Hemos indagado durante varios días acerca de su autoría, razón de nuestra tardanza en pronunciarnos, llegando a la conclusión de que en efecto la orden partió del mando de una de las unidades que componen el Bloque Móvil Arturo Ruiz de las FARC-EP, situación que conduce a nuestro reproche abierto y a la aplicación de los correspondientes correctivos disciplinarios.

Estamos claros de que los responsables jamás tuvieron la intención de ocasionar algún daño a la población civil no combatiente, lo cual no excluye su responsabilidad por la falta de previsión de los efectos contra ella que pueden ocasionarse con ese tipo de acciones. Así no se hace la guerra, esa no es la filosofía ni la orientación política o militar que nos caracteriza.

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP


Montañas de Colombia, 21 de enero de 2014.