• 1
 
Fue un recibimiento solemne, respetuoso, muy abierto al diálogo y a encontrar los caminos que conduzcan a la solución de los orígenes, las causas y los efectos de la confrontación, con miras a buscar la reconciliación, el fin del conflicto y la construcción de la Paz.
 
La jornada desarrollada el día de ayer, comenzó desde las 9 AM, hora en que arribaron las víctimas al Salón de Protocolo del Laguito. Minutos antes, lo habían hecho los integrantes de las delegaciones del Gobierno y las FARC-EP, quienes se aprestaron a recibir a los visitantes. La sesión fue confidencial y se extendió hasta las 15:00 horas. En medio de la jornada, los asistentes sacaron tiempo para compartir un almuerzo-bufete en un ambiente de total distensión.
 
El encuentro de la delegación de víctimas del conflicto con los medios de comunicación en La Habana
 
“Las flores significan memoria, las flores significan esperanza en que este proceso de Paz culmine”, dijo una de las participantes al preguntarles por qué el recinto estaba decorado con tantas flores.
 
Medios internacionales como Al-Jazeera, La Agencia Reuters y Telesur, entre otros, además de los medios nacionales como Caracol, el portal Las 2 Orillas y el equipo de prensa de las FARC-EP se hicieron presentes en el lugar que se adecuó para la rueda de prensa convocada por los organizadores para que las víctimas fuesen escuchadas públicamente.
 
La rueda de prensa inició a las 18:00 y tuvo lugar en una de las salas del Salón de Protocolo.
 
La primera intervención la hizo el representante de la Organización de las Naciones Unidas en Colombia, Fabrizio Hochschild, con la presentación de un comunicado redactado por los organizadores del encuentro, una síntesis arrojada de la reunión cerrada entre las partes con las víctimas.
 
Por su parte, las víctimas iniciaron su intervención con un comunicado, el cual fue elaborado luego del encuentro con las delegaciones de las FARC-EP y el Gobierno colombiano, según contaron.
 
En el comunicado leído a varias voces, el primer grupo de víctimas del conflicto consideran como un gesto de reconocimiento en favor de la Paz, la reconciliación y la garantía de los derechos de las víctimas haber sido invitadas a participar en el encuentro.
 
De igual forma, valoraron el esfuerzo realizado por las Naciones Unidas, el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de la Universidad Nacional, La Conferencia Episcopal Colombiana, los países garantes Noruega y Cuba, los países acompañantes Chile y Venezuela, al tiempo que resaltaron la hospitalidad de Cuba como país anfitrión.
 
Por otro lado, dieron fe de haber dispuesto de total libertad al momento de expresar sus experiencias, planteamientos y propuestas; también dejaron claro que no pretenden representar el total de las víctimas; pero garantizaron sí, “haber compartido el compromiso por la verdad como base de la Paz”, dijo una de ellas.
 
La comisión de víctimas del conflicto social y armado hizo un reconocimiento a las demás víctimas y las invitó a unirse en una causa común. Al mismo tiempo manifestaron su decisión de continuar trabajando arduamente para que todas sean escuchadas; de igual manera, demandaron el acompañamiento de la sociedad en su conjunto en la reivindicación de sus derechos como víctimas y por la consecución de la Paz.
 
También exigieron de las partes, de los medios de comunicación y de los demás estamentos de la sociedad involucrados en la solución del conflicto, el respeto por la actividad que ellos como víctimas vienen desarrollando, del mismo modo, exigieron garantías de seguridad “evitando tergiversaciones, señalamientos y estigmatizaciones”.
 
La comisión de víctimas celebró el ambiente de respeto y la valoración de su participación por parte de las dos delegaciones, Gobierno y FARC.
 
Finalmente, dijeron quedar a la espera de la materialización del compromiso expresado por las partes en el sentido de establecer un mecanismo de seguimiento que dé respuestas, a la vez que haga efectiva la materialización de las distintas propuestas y planteamientos presentados por el grupo.
 
Ronda de intercambio con los medios de comunicación
 
Una reflexión para los militares y el Ministro de Defensa: “Unas fuerzas armadas defensoras de los Derechos Humanos no necesitan fuero militar, no tienen nada que esconder. Establecer el fuero militar es un reconocimiento de que son victimarios” dijo una de las víctimas del Estado.
 
En la sesión de intercambio entre la comisión de víctimas del conflicto y los medios informativos, pudimos ver a un grupo de personas conscientes de la urgente necesidad que la sociedad asimile mejor el momento histórico por el que atraviesa el país y se involucre decididamente en la construcción de la Paz con Justicia Social, como único medio de reparar las injusticias generadoras de la estela de violencia que ha azotado a Colombia durante décadas.
 
Personas respetuosas, propositivas y llenas de dignidad. Una de ellas expresó: “(...) Vinimos con propuestas, no solo con dolor... hemos venido con ansias de verdad, de esclarecimiento”. De este modo consideran fundamental la creación de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas..
 
“En virtud de que desafortunadamente la verdad ha sido una de las principales afectadas en Colombia, no solo como consecuencia del conflicto, sino por el interés de sectores en particular de la sociedad colombiana por tergiversar el origen, las causas y las consecuencias del mismo, generando un esquema de pensamiento y de incomprensión funcional a la reproducción de la guerra en Colombia”, puntualizó uno de los participantes.
 
“Hemos venido a proponer una Subcomisión de la Verdad sobre las Desapariciones Forzadas, que las partes nos digan dónde están las tumbas, las fosas clandestinas, que nos digan que hicieron con ellos y ellas” dijo una mujer con voz firme.
 
Todos coinciden en que el dolor de las víctimas es uno solo, sea cual sea el actor, en que se establezca la verdad y la justicia real. Expresaron también que existe una posibilidad, aun no explorada, conformar un movimiento único de víctimas como movimiento social en el país, lo que demandaría la firma de un acuerdo de Paz en Colombia, “una democratización real que garantice a estos movimientos poder manifestarse sin ser reprimidos”.
 
Del mismo modo, insisten en la unidad, ya que “todas las movilizaciones de los trabajadores, de los campesinos, de los afros, en Colombia están llenas de víctimas...ésta es una muy buena oportunidad para que en este espacio se reconozca el papel de organizaciones y movimientos de víctimas que existen en el país a los que nosotros reconocemos y representamos”.
 
“Llegamos con miedo, con angustia, con zozobra, pero vimos ese gran afecto de parte de ellos en escucharnos, eso es un gran paso para lograr la paz. Es un primer paso en la forma como ellos se dirigieron hacia las víctimas”. “Las víctimas somos el fundamento del proceso de paz en Colombia, las víctimas somos visibles, tenemos voz, tenemos dignidad y fuimos escuchadas de una forma muy respetuosa. Vimos un acto esperanzador”, manifestaron.
 
Queda claro que aunque las víctimas están unidas por el mismo sentimiento de dolor, que coinciden en que su único anhelo no es solo encontrar la verdad sino parar la violencia en todas sus manifestaciones, cada uno tiene puntos de vista distintos en cuanto al resarcimiento y la justicia que debe ser aplicada.
 
Éste es fue un certamen histórico.
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos