• 1

 

Para este primer chat de prueba se inscribieron 58 usuarios. Desafortunadamente no todos lograron entrar al chatroom y varias de las preguntas, por cuestiones de tiempo, quedaron pendientes.

 Desde este espacio invitamos a que estén atentos a una próxima convocatoria de intercambios y a sintonizar la señal de Voz de la Resistencia. De manera especial en el horario de 19:00 a 20:00 horas se estarán difundiendo asuntos referentes a las Conversaciones de Paz.

 Desde CRB se estableció el compromiso de publicitar los aspectos esenciales de este intercambio y las respuestas a las preguntas que no fueron resueltas en el chat, que están publicadas a continuación:

Pascual Bravo: El corrupto gobierno de Santos dice que no cederán tierras privadas, que han dicho sobre las tierras que son propiedad del gobierno y que posición tiene las FARC-EP?

 Estimado Pascual: nuestra voz se ha sentado de manera firme en contra de continuar los procesos de concentración de la tierra, y sobre todo los procesos de extranjerización, tal como quizás lo pudiste apreciar desde el momento en que dimos a conocer el discurso de Oslo. Al respecto el gobierno tiene su posición, pero precisamente ésa es la que tenemos que derrotar, no solamente con nuestros argumentos en la mesa de conversaciones sino elevando esas banderas con mucha determinación desde la movilización popular, tal como lo está haciendo ya muchas organizaciones sociales y políticas en Colombia.

 Leidy: Decía una periodista que estas conversaciones puede servir para identificar movimientos sociales que están de acuerdo con ustedes para después atacarlas..¿Con que protección cuentan las personas que se presentan a los foros por las reformas?

Efectivamente en Colombia el terrorismo de estado no cesa, y las mismas organizaciones populares, sociales que hacen resistencia al neoliberalismo y que claman por el establecimiento de la justicia deberán seguirse cohesionando, unificando, buscando el acompañamiento internacional y como un solo puño deberán actuar, elevando las denuncias y las exigencias frente al estado colombiano. Solo la unidad no hará fuertes y le hará difícil al régimen aplastarnos.

Anderson: ¿Es verdad que las farc son quienes han despojado el mayor número de tierras, como dicen los medios de comunicación?

 En su gran mayoría, los grandes medios de comunicación son una legión de mercenarios de la pluma, los linotipos y la palabra que sostienen una sucia guerra ideológica, de desinformación y mentiras, que al tiempo que distorsionan la realidad, encubren los intereses mezquinos y criminales de las castas gobernantes. Es inocultable que uno de los más grandes problemas del campo colombiano y del país en general, es la existencia del latifundio. Las mismas instituciones del estado reconocen que más del 64% de la tierra explotable está en manos del 0.4% de propietarios latifundistas. En manos de gamonales explotan la ganadería extensiva, hay algo más de 40 millones de hectáreas cuando el hato ganadero suma alrededor de 22 millones de cabezas. Esto significa que se está destinando casi dos hectáreas por vaca, sobre territorios que generalmente tienen vocación agrícola. 

La estadística falsa que señala a las FARC como despojadoras la elabora el victimario fundamental que es el Estado, mientras adelante una política de extranjerización de la tierra que en últimas está entregando la soberanía nacional a pedazos. Pronto presentaremos públicamente los argumentos que desmontan la farsa que indica a las FARC como despojadora de tierras.

 Martin: Cada familia debe producir al menos lo que consume, una familia agraria es el modelo, ¡tierra para el que quiera trabajarla! los títulos de propiedad deben caducar para abrir paso a la tenencia colectiva.

 Compañero Martín: estamos totalmente de acuerdo con usted, y por ello entre las ideas que hemos dejado sentadas en la mesa de conversaciones hemos insistido mucho en la necesidad de defender y fortalecer las unidades agrícolas familiares (UAF) y las Zonas de Reserva Campesina (ZRC), al lado de formas comunitarias de propiedad, como son los existentes en los resguardos indígenas y en los territorios comunitarios de afrodescendientes. Un aspecto esencial de nuestra propuesta es la desestructuración del latifundio y la redistribución de la tierra pensando en una explotación con criterio sostenible y que priorice la soberanía alimentaria por sobre los proyectos extractivos.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos