• 1

VOZ DE LA RESISTENCIA :  Las primeras experiencias en el Caribe

Dedicado a Simón Trinidad, ejemplo de firmeza y dignidad fariana
Por: Alirio Córdoba.  Bloque Martín Caballero, mayo 5 de  2014

Indagando sobre los orígenes de nuestra radio guerrillera, hemos recopilado recuerdos y memorias que en este Aniversario del surgimiento de la Cadena Radial Bolivariana Voz de la resistencia, compartimos con nuestros lectores y oyentes. Para lograr este propósito, tuvimos la fortuna de conversar por separado con los camaradas Jesús Santich y Solís Almeida, artífices y protagonistas de este invaluable empeño.

Cumpliendo el mandato de plenos y conferencias guerrilleras, en los frentes del caribe comenzamos a hacer los primeros ensayos con emisoras de menor potencia. Por esa época no teníamos mayor experiencia en elaboración y manejo de antenas. En 1991 adquirimos un trasmisor de 15 vatios, al que algunos camaradas  jocosamente bautizaron el boqui-toqui, por lo pequeño,  y con ese hicimos los primero pininos en la serranía del Perijá, área del frente 41 "Cacique Upar". Fue Simón Trinidad el encargado de las emisiones de prueba. Una mañana - cuenta Solís Almeida- nos llegó al campamento un mensajero con un parte del camarada Simón; “el parte que tenía la mezcla de optimismo y refinado humor que siempre lo caracterizan, decía así: Camarada Solís, hemos realizado con éxito la primera emisión de prueba, ya sabemos que nos sintonizan en la rancha".

"Las primeras experiencias de programaciones radiales -recuerda el camarada Solís- se hicieron en la sierra nevada de Santa Marta en el año 1995, utilizando un transmisor de 250 vatios, excesivamente grande y pesado para las condiciones de la vida guerrillera, donde es obligatoria la movilidad permanente. Recuerdo que sólo había un combatiente capaz de trasladar sobre sus hombros el pesado transmisor por los majestuosos picos de la sierra; uno al que llamábamos Juan Can-can.  Era una tarea ardua y peligrosa por la presencia del enemigo en el área, pero dejaba mucha satisfacción poder llevar a los habitantes del caribe colombiano un mensaje de esperanza y optimismo revolucionario".

Lo anterior lo confirma Santrich cuando dice: “La CRB-VR en su primera etapa, estuvo conducida por nuestro camarada Simón Trinidad, con quien tuvimos el inmenso honor de cargar los primeros equipos surcando las laderas de la Sierra Nevada de Santamarta. Por mantener una red de comunicación, de educación, de organización, de lucha y esperanza con sentido de clase, muchos guerrilleros, milicianos bolivarianos, militantes del Partido Comunista Clandestino Colombiano, han entregado sus vidas. Recordamos con profundo sentimiento de entrega, a un de los fundadores de esta señal de esperanza, el inolvidable Cristian Pérez, y a su lado muchas personas sencillas como Roizer, un gran combatiente; otro camarada que llamábamos “Tractor”, que hizo los primeros personajes de humor en nuestra radio en un programa que llamábamos Tiburcio y Deuteronomio, con crítica política llena de sarcasmo y de picante. También está el caso de Haider, arriando las mulas y antenas de la resistencia.

Recordamos con especial cariño a Lucero Palmera, una de nuestras primeras locutoras, iluminando con su voz de ensueño; Stella, convocando con sus palabras sencillas la rebeldía juvenil; Narly prestando la guardia lunar de las transmisiones nocturnas”. Y para que siempre estén en la memoria de nuestro pueblo, rendimos honores a Clara y Toño, quienes en cumplimiento del deber murieron en un asalto del ejército enemigo el 6 de diciembre de 2003. Todos ellos son héroes de la Colombia Nueva.

Desde entonces, la guerrillera del dial ha  acompañado al pueblo de Colombia en su incesante clamor porque el gobierno atienda sus necesidades más sentidas; en sus denuncias por las violaciones  a los derechos humanos por parte de militares y paramilitares de Estado; en la defensa de la cultura y tradiciones de los pueblos originarios. Pero ante todo, confrontando la propaganda mentirosa que la clase gobernante vierte sobre los pueblos para ocultar sus prácticas de despojo y saqueo violento de las tierras campesinas y los recursos de la nación.

Son innumerables los aportes hechos por nuestra radio subversiva durante décadas de combate hertziano por  justicia social  y soberanía patria. En la actualidad, apoyada en equipos más portátiles y practicando la clandestinidad y movilidad guerrillera, la CRB-VR,  realiza continuos hostigamientos a las emisoras de la policía y el ejército, y a los grandes grupos radiales privados que están al servicio de los gobiernos de turno y del capital financiero, que con su locomotora  minero-energética vienen destrozando el territorio nacional. Son incontables los ejemplos de cómo los medios de radio y televisión en poder de la oligarquía se subordinan a las transnacionales del oro, del carbón, el petróleo o las vinculadas a la agroindustria.

La Transnacional Pacific Rubiales, uno de los centros de esclavitud asalariada más salvajes de los que se conocen en Colombia, lavan sus arbitrariedades con la publicidad pagada a medios como "la W", desde donde se promueven mensajes como el de: "Pacific Rubiales es Colombia", cuando en realidad esta empresa petrolera, está comprometida en el despojo violento de las tierras campesinas donde hoy se desarrolla el proyecto; Pacific, es uno de los enclaves que más viola los derechos laborales de los trabajadores, sin hablar del destructivo impacto ambiental que producen sus obras sin control. Entonces Pacific Rubiales no es Colombia, así aparezca como patrocinadora de la selección colombiana de futbol y así la "W" del empresario de las comunicaciones, Julio Sánchez Cristo, se esfuercen por lavar el rostro ensangrentado de esta empresa transnacional.

Caracol y RCN por su parte son los alto-parlantes del militarismo que agita las banderas de la guerra contra los más pobres de Colombia. No hacen periodismo investigativo, objetivo, ni veraz; son en realidad monopolios de la desinformación y la mentira al servicio de los sectores más corruptos y guerreristas del país. Sus directores y propietarios son mercenarios de la pluma y el micrófono. Es asquerosa la manera como utilizan la pasión del futbol para invitar a los combatientes guerrilleros a desertar de las filas, haciéndoles promesas irrealizables; y  con el cinismo que les caracteriza, reclaman respeto a la labor periodística, cuando ellos de manera consiente echaron su suerte a andar del lado de los opresores.

El enorme poder que en la actualidad concentran los medios de comunicación privados, que se expresa en la influencia política que ejercen sobre las decisiones de los gobiernos, es realmente peligroso. Un par de ejemplos ilustran lo anterior: Caracol y RCN, a raíz de la decisión del alcalde Petro de quitar a la empresa privada el monopolio de la recolección de basuras en Bogotá (contrato por valor de 300 mil millones de pesos), para entregárselo a las cooperativas de recicladores, generaron mediante la manipulación, un estado de angustia en la población, ante el “inminente riesgo de una emergencia sanitaria y ambiental de consecuencias catastróficas”. La campaña de ablandamiento hizo que el alcalde Petro reversara la decisión.

Estos monopolios desinformativos, con sus canales aliados en Venezuela y EEUU, hacen parte de un plan que impulsa el golpe mediático contra el gobierno de ese país, proyectando una imagen de arbitrariedad y desgobierno. Por su parte la permanente censura y manipulación que estos aparatos de propaganda ejercen sobre el proceso de paz que actualmente se desarrolla en la Habana entre las FARC-EP y el gobierno de Juan Manuel Santos, dejan al descubierto su verdadera vocación militarista. Por supuesto, ellos no van al campo de batalla a combatir, su función es la de atizar el fuego de la guerra  a través de sus rotativas, micrófonos y la nube del  internet.

En medio de estas circunstancias y desafíos, la CRB-VR, levanta su palabra crítica y combativa del lado de los pueblos; acompañando clandestinamente a la familia colombiana en la incansable búsqueda de la justicia social; animando al estudiante, al obrero, al campesino, al indígena, a todos los sectores sociales en lucha, llevándoles un mensaje de optimismo revolucionario; sus mensajes son un llamamiento a la construcción del Nuevo Poder y la patria grane socialista.

CRB-VR: ¡LA  GUERRILLERA DEL DIAL!
Desde Marquetalia hasta la victoria 1964-2014: ¡50 Años de un pueblo en resistencia!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos