• 1

Agosto 1 de 2015

Recordado y apreciado camarada  Roberto Antonio Sepúlveda Muñoz (Arturo 37)

Te envío un fuerte, revolucionario, y marulandiano saludo deseándote que te encuentres bien de salud, aun en medio de las precarias condiciones en las que te tienen prisionero.

Me siento muy orgullosa de ti, por la fortaleza que has tenido en esa otra trinchera de combate y muy contenta porque te pude escribir (desde hacía mucho tiempo quería hacerlo, pero no se me había presentado la oportunidad).

Me ha ido bien, muy contenta y preparándome cada día para seguir aportando al proyecto de nuestra organización con mucha decisión y sobre todo con mucho amor.

De manera permanente tenemos los ojos puestos en el proceso de paz, con la esperanza que se llegue a un acuerdo final con plenas garantías para nuestro pueblo . Nos sentimos muy orgullosos por el valioso e importante trabajo de nuestros camaradas que están desempeñando en la Habana –Cuba, como decimos por acá “nuestros viejos son unos tigres batiéndose con esas fieras…”

La preparación nuestra es continua y nunca ha desfallecido, no nos podemos confiar con este gobierno, debemos tener en cuenta las experiencias en diálogos pasados. Pero no somos pesimistas, somos optimistas de que vamos por el camino correcto a llegar a un acuerdo de paz con verdadera justicia social, este es un anhelo universal, porque nuestra lucha traspasó las fronteras de la patria.

Nuestra esperanza es fundirnos en un solo abrazo con ustedes. Con la certeza de tenerlos nuevamente de regreso y poder compartir nuestras vivencias juntos. A ninguno de ustedes los hemos olvidado, nuestro anhelo más grande es continuar luchando unidos y seguir la tarea hombro a hombro que nos dejó nuestro fundador  y maestro Manuel Marulanda.

Espero vernos nuevamente por acá, te envío un fuerte abrazo quebranta huesos, con todo el cariño que nos caracteriza, una hasta pronto. NO TE HEMOS OLVIDADO CATIRE!!!

Te dedico el siguiente poema, ¡hasta la victoria siempre!

Con cariño,
Adriana Cabarrús
Bloque Martín Caballero

SOLO EL HOMBRE
(Pablo Neruda)

Yo atravesé las hostiles
cordilleras,
entre los árboles pasé a caballo.
El humus ha dejado
en el suelo
su alfombra de mil años.

Los árboles se tocan en la altura,
en la unidad temblorosa.
abajo, oscura es la selva.
Un vuelo corto, un grito
la atraviesan,
los pájaros del frío,
los zorros de eléctrica cola,
una gran hoja que cae,
y mi caballo pisa el blando
lecho del árbol dormido,
pero bajo la tierra
los árboles de nuevo se entienden y se tocan.
La selva es una sola,
un solo gran puñado  de perfume,
una sola raíz bajo la tierra.

Las púas me mordían,
las duras piedras herían mi caballo,
el hielo iba buscando bajo mi ropa rota
mi corazón para cantarle y dormirlo.
Los ríos que nacían
ante mi vista bajaban veloces
y querían matarme.
De pronto un  árbol ocupaba el camino
como si hubiera
echado a andar y entonces
lo hubiera derribado
la selva, y allí estaba
grande como mil hombres,
lleno de cabelleras,
pululado de insectos,
podrido por la lluvia,
pero desde la muerte quería detenerme.

Yo salté el árbol,
lo rompí con el hacha,
acaricié sus hojas hermosas como manos,
toqué las poderosas
raíces que mucho más que yo
conocía la tierra.
yo pasé sorbe el árbol,
crucé todos los ríos,
la espuma me llevaba,
las piedras me metían,
el aire verde que creaba
alhajas mi frente,
quemaba mis pestañas.
Yo atravesé las altas cordilleras
porque conmigo un hombre,
otro hombre, un hombre
iba conmigo.
No venían los árboles,
no iba conmigo el agua
vertiginosa que quiso matarme,
ni la tierra espinosa.
Solo el hombre,
solo el hombre estaba conmigo.
No las manos del árbol,
hermosas como rostros, ni las graves
raíces que conocen la tierra me ayudaron.
Solo el hombre.
No sé cómo se llama.
Era tan pobre como yo, tenía
ojos como los míos, y con ellos
descubría el camino
para que otro hombre pasara.
Y aquí estoy.
Por eso existo.

Creo
que no nos juntaremos en la altura.
Creo
que bajo la tierra nada nos espera,
pero sobre la tierra
vamos juntos.
Nuestra unidad está sobre la tierra.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos