• 1

Montañas de Colombia, Octubre de 2015

A los nuestros, Farianas y Farianos Prisioneros de Guerra

Con los más hondos sentimientos de valor y lucha, las y los saludan mis manos insurgentes, que son las suyas también.

Quisiera dejarles presente que cada día que pasa en estas montañas, se sienten los pasos agigantados de nuestro pueblo avanzando hacia la felicidad y en esos pasos que retumban, entre los árboles, están los suyos; pasos que han dejado una huella indeleble en las conciencias, y en los corazones de todo aquellos que sufrimos con ustedes, en esta situación donde el enemigo pretende acallarlos, sin poder conseguirlo…

Desde este espíritu rebelde y combativo les reconozco como una parte de mi vida, su lucha va más allá de las paredes, ha llegado hasta mí, como hasta todos los guerrilleros Farianos, para apretar fuerte entre las manos mi fusil, nuestro fusil, fusil libertador, fusil alentador, fusil de vida nueva y muerte al opresor. Por todo ello que ustedes han producido en este humilde forjador de libertad, les digo que no vamos a desfallecer. Los sacrificios que hacemos por el pueblo, van a ser recompensados.

Quiero exaltar como ejemplo su fortaleza, por no dar su brazo a torcer frente al enemigo con sus torturas sicológicas, morales y físicas; su temple de acero, aprieta con fuerza mi fusil, nuestro fusil, para que juntos podamos avanzar a la victoria final, y encontrarnos en primera línea, con la sonrisa de un niño, cargada de sueños y esperanzas. Camaradas, sigamos adelante como lo venimos haciendo, que falta poco para llegar a cumplir nuestra misión que antaño nos propusimos y que hoy, al igual que ustedes y con ustedes continuamos con más firmeza y decisión.

Seguiremos luchando por la paz, por la via que nos dejen abierta, preferimos que sea por la via de los diálogos, estamos preparados!

Se despide un Camarada suyo, Hermano, Compañero de esta dura lucha,


Miguel Pérez, Guerrillero del Bloque Martín Caballero, FARC-EP

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar