Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

Basta tomar cualquier periódico, escuchar una emisora o encender un televisor para percibir todas las mentiras preparadas en los centros del poder, confiados, de que el pueblo colombiano les cree.
Por fortuna, la realidad nos viene dando muestras en sentido contrario. El auge de la protesta popular indica que los sectores populares tienen sus propias fuentes de información, medios alternativos legales y clandestinos. Entre estos la Cadena Radial Bolivariana, Voz de la resistencia (CRB-VR) y las páginas www.resistencia-Colombia.org, www.pazfarc-ep.org entre otras que muestran la realidad del país.

Hemos demostrado que no somos delincuentes, somos estudiantes, profesores, trabajadores, gente honrada que con un profundo dolor en el pecho ante la imposibilidad de ejercer oposición en Colombia, que ante el exterminio de una opción distinta al bipartidismo, que ante el terrorismo de estado y el paramilitarismo ha decidido mirar hacia atrás, dándose cuenta con el estudio juicioso de nuestra historia que desde la independencia hay sueños inconclusos, sueños que retomamos y estamos decididos a concretarlos en la realidad por medio de nuestra lucha, que no sólo es beligerante, es política y social.

En éste documento presentamos algunos datos oficiales sobre el crecimiento desmedido de las FFAA. Citamos fuentes oficiales que en ocasiones presentan diferentes cifras, pese a que son una fuerza regular. Puede ser una estrategia para engañar a sus enemigos, o debido al afán de mostrar resultados, o puede tratarse de distorsiones propias de la corrupción, que no es ajena a los organismos castrenses... si fuera por los datos oficiales, tanto de sus propias fuerzas como las que presentan en público sobre las FARC, hay 62 miembros de las Fuerzas Armadas por 1 guerrillero. Tremenda asimetría, en la que si no fuera por el amor del pueblo al Ejército de Manuel, éste no existiría. Esperamos que le haya quedado claro a Yolanda y a otros periodistas.

Se está subiendo el tono en las relaciones entre Colombia y Nicaragua. Uno no sabe que le duele más a la burguesía y al gobierno colombiano: la perdida de territorio con potencial petrolero en San Andrés y Providencia, el proyecto nicaragüense de canal entre el Caribe y el Pacífico, la participación de China en ambos temas, o que se trate de un gobierno cuyo presidente expresó condolencias por la partida de Manuel Marulanda, al que llamó un “extraordinario luchador”. Los mismos temas no les causaron indignación alguna cuando vendieron Panamá y se emprendió la apertura del canal en su territorio.

El próximo gran negocio es el shale gas. Versiones de prensa dicen que ya se han dado los primeros pasos para explotarlo. El director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Orlando Cabrales, indicó que hay muy buenas perspectivas para este sector si se tiene en cuenta que las proyecciones más conservadoras señalan que los recursos de shale gas ascienden a 33 terapiés cúbicos. Ya veremos cuál será la comunidad desplazada. Ojalá esté debajo de la Casa de Nariño para ver si Santos despacha desde la perrera de la Casa Blanca.

Esta apuesta por la reinvención de la comunicación y la información en el país, también debe contar con la experiencia valiosa que  las FARC EP y todas sus estructuras han acumulado en casi cinco décadas de resistencia y lucha revolucionaria. La creatividad, astucia y constancia con que las FARC EP han creado e impulsado formas de expresión y de información constituyen un fundamento para el Nuevo Proyecto de Comunicación. Allí caben desde las liricas altivas de Cristian Pérez; la tenacidad de la Cadena Radial Bolivariana CRB Voz de la Resistencia, la constancia de la Revistas Resistencia y Dignidad, la creatividad reflejada en los múltiples portales en internet del proyecto fariano, hasta los mil colores cargados de futuro y esperanza de Inti Maleywa.

El Departamento de Caldas con más de 100 años de historia es conocido como una de las regiones más elitistas y conservadoras del país. A pesar de que habitan importantes poblaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes, especialmente al occidente, en Caldas se ha establecido históricamente una clase política de corte conservadora que ha logrado mantener el poder político. A través del tiempo hasta la actualidad, la clase política caldense ha desarrollado con éxito estrategias de manteniendo del poder caracterizadas por el clientelismo, la corrupción y el caciquismo, poniendo en evidencia la obsolencia  y limitaciones del sistema político colombiano, el cual debe ser objeto de renovación si se quiere efectivamente allanar caminos de reconciliación y reconstrucción nacional.

Subcategorías