• 1

La gravedad del asunto no ha tenido tanta difusión. El hecho de que un general de 4 soles, comandante de las FFMM, oriente la creación de una mafia contra la Fiscalía para entorpecer las investigaciones de los falsos positivos, es una muestra fehaciente de la tiranía que sostiene el poder a cualquier precio. Así las cosas, el poder es ilegítimo y da paso a la rebelión armada del pueblo.

Solo entre 2010 y lo que va del 2014 se registran 49 congresistas investigados por paramilitarismo y concierto para delinquir, de los cuales  de los cuales el 94% pertenecen al partido conservador, partido liberal, partido de la U, cambio radical y el PIN, es decir, los partidos dominantes en el campo político actual (MOE, 2014).

Con la inteligencia convertida en laboratorio de mentiras, falsos positivos y partes de victoria que solo existen en sus deseos, simultáneo al escándalo de los cibercriminales, ejecutan una matriz mediática en la cual involucran a las FARC con toneladas de marihuana, lo cual coincide además con el punto que se discute en La Habana. Es tan grande el ridículo que acusan la guerrilla de entregar dulces de marihuana a los niños. ¡Pacheco, dame la efe!

En el Partido Comunista Clandestino Colombiano tenemos suficientemente clara la unidad y complementariedad del pensamiento de Marx, Lenin y Bolívar; ellos hacen parte del ideario fariano en la lucha revolucionaria, y es por ello que además de asumir sus planteamientos como líneas generales hacia un horizonte socialista, nos disponemos a socializar su pensamiento con el pueblo colombiano y latinoamericano, convencidos que más temprano que tarde los pueblos la Patria Grande harán realidad los sueños de libertad.

Con certeza el país no continuará en la “ambigüedad” que han mostrado los sectores burgueses que actualmente están en el poder del gobierno. O el Estado Burgués se perfecciona y asume de manera abierta su condición dictatorial profundizando el actual contexto de terror, o el Estado Burgués se verá eliminado por la clase trabajadora, constituyendo un nuevo poder al servicio de las mayorías.