Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1
Comunicado común de partidos comunistas y obreros
 
Los partidos comunistas y obreros que firman este Comunicado Común condenan el asalto bárbaro y criminal del estado de Israel contra el pueblo de Palestina.
Expresamos nuestra plena solidaridad con el pueblo de Palestina y llamamos a los trabajadores en todo el mundo a movilizarse para que se fortalezca la ola de condena contra Israel y a expresar de forma práctica la solidaridad con el pueblo de Palestina.

La respuesta del régimen para perpetuarse en el poder ha sido siempre la misma, el terrorismo de estado encarnado en los diferentes grupos de esbirros a su servicio: paramilitares, Smad, Bacrim, grupos de inteligencia y demás organizaciones surgidas desde el Estado para combatir y exterminar contundentemente a su   supuesto enemigo interno que no es otra cosa que el pueblo organizado luchando por el reconocimiento de sus derechos.

Es así que La legitimidad y vigencia de la lucha armada dentro del contexto político colombiano es incuestionable, y no puede sopesar como duda, no porque responda a una ley general, universal, absoluta o este cargada de una inmunidad sacramental, si no por los factores mismos evolutivos que determinan el imperativo del modelo económico, el cual sumergen al pueblo en una grave crisis social, que no puede ser resuelta con el esquirol de abogar de forma exclusiva por la vía de la lucha política. 

La realidad de una guerrilla con profundas raíces en el pueblo, en sus sentimientos y lucha político-social, ha permitido que hoy conmemore sus cincuenta años con una delegación del más alto nivel destacada para intercambiar en igualdad de condiciones con un estado que cuenta con una fuerza pública cuyo personal activo asciende a más de 700 mil unidades, auspiciado además por el imperio más poderosos de la historia, el cual le proporciona toda la tecnología y asesoramiento militar de combate e inteligencia que requiere en su guerra contra el pueblo, al cual, no obstante, no ha logrado amedrentar.

Al conmemorar los cincuenta años de nuestra organización, queda ratificado el carácter invencible de la guerra de guerrillas, siempre que esa guerrilla logre prenderse en el corazón del pueblo, identificarse plenamente con la lucha que este libra y ser fiel a los principios que ese pueblo profesa desde lo más profundo de su identidad: he ahí donde se configura ese binomio indisoluble que ni los oligarcas ni el imperialismo lograrán desentrañar ni vencer jamás.