• 1
Se continúan en este texto, las reflexiones sobre el libro del profesor Jorge Beinstein titulado Capitalismo del siglo XXI, militarización y decadencia. Libro que publicaremos pronto integralmente.
 
SEGUNDA PARTE
 
Considera el profesor Beinstein que con el declive de Occidente, marcada por su decadencia belicista, no hay opción para ilusiones sobre la posibilidad del renacimiento del sistema a partir de potencias periféricas como la China, en el entendido que su desarrollo capitalista es altamente dependiente de las redes financieras y de consumo de los países centrales.

PRIMERA PARTE.

El año pasado tuve la oportunidad de leer un extraordinario pequeño texto de Jorge Beinstein titulado Capitalismo del Siglo XXI, Militarización y decadencia. Me pareció tan interesante y útil para quienes combaten en el plano de las ideas en favor de los cambios revolucionarios que necesita el mundo con urgencia, que quise compartir algunas reflexiones sobre su autor y el trabajo que ha puesto a consideración de sus lectores.

Al profesor Pékerman y a la selección
 
Colombia Estimado profesor, ante todo nuestro saludo respetuoso para usted, a su equipo técnico y, por su intermedio, al conjunto de nuestra selección. & Estamos a pocos días del primer partido, ante Grecia, que el equipo nacional realizará en el marco del Mundial 2014, y sabemos que la expectativa y los buenos deseos del país son un todo que se convierte en inspiración. Dentro de esa dinámica, las FARC, hemos querido expresarles nuestro reconocimiento, nuestra voz de aliento y deseos de éxito y gloria en la gramilla brasilera.
 
En nombre de los guerrilleros y guerrilleras de las FARC, hoy en diálogo por alcanzar la paz con justicia social para todos, les reiteramos nuestra admiración por cada paso dado en el camino para llegar al Mundial, y elevamos nuestros anhelos por que nuevos triunfos alegren el corazón de cada compatriota. Estaremos con la selección en las buenas y en las malas, acompañándolos hasta el final y deseando que junto al plantel que representa a la Colombia que queremos ver unida, expresando la misma patria que somos, nos la juguemos plenamente por la Paz.
 
Como lo expresa el escritor uruguayo Eduardo Galeano en su obra El fútbol a sol y sombra, desafortunadamente "el fútbol y la patria están siempre atados y con frecuencia los políticos y los dictadores especulan con esos vínculos de identidad". No obstante, nosotros tenemos el sueño de que el fútbol, dentro de la senda del respeto y la tolerancia, pueda en esta época, brindarnos un momento de regocijo o de entretenimiento que atempere las conciencias y coadyuve a encontrar de mejor manera la senda de la reconciliación.
 
Abrazo cálido, fuerza e inteligencia a Mario Alberto Yepes en su condición de capitán de campo, a James Rodríguez y a toda la muchachada mundialista, incluyendo aquellos valiosos deportistas que como el “Tigre” Falcao, como Aldo Leao, Perea o como Muriel, no podrán participar, pero que tanto aportaron para que estemos en Brasil.
 
Finalmente, como dice James, "hay sueños, hay que llegar con humildad y ganas. Vamos a intentar llegar lo más lejos posible", y que los mejores sueños, las mejores ganas y el mejor intento, sean por la Paz de Colombia. Con gente como ustedes, seguro que llegaremos lejos.
 
Fraternalmente,
 
DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP
Ojalá que no ocasione algún perjuicio al destacado parlamentario, Wilson Arias, el hecho de confesarle públicamente que su lectura e investigaciones sobre el problema de la tierra en Colombia, su tenencia, propiedad, conflictos de uso, despojo y todos aquellos asuntos que tiene que ver con el desarrollo agrario y rural o con el reordenamiento territorial, han sido de gran valor para ampliar nuestros horizontes sobre dicha temática. Sin embargo, al leer algunas de sus reflexiones, veo necesario aclararle que se equivoca cuando concluye que la caracterización que tenemos del gobierno de Santos es la de un Presidente “moderno y reformista”. 

A los Camaradas del Secretariado y Estado Mayor Central de las FARC-EP, a la guerrillerada fariana:

El año 2009 visité un campamento guerrillero de las FARC-EP en la selva colombiana. En aquellas circunstancias tenía una mezcla de dolor por los asesinatos de Raúl Reyes e Iván Ríos, así como por la muerte del Comandante Manuel Marulanda Vélez ocurridas en 2008, pero también de alegría al poder estar cerca de mis hermanas y hermanos guerrilleros que, sin perder la fe y la esperanza, seguían en el combate por la concreción de la utopía bolivariana, siempre seguros de la victoria.

En  estos tiempos que transcurren, en este siglo maravilloso en que la humanidad lucha  por zafarse de los viejos lastres, uno despierta cada día lleno de asombro. Los hechos que nos toca ver,  llenan   muchas veces de enigmas e incertidumbres al más desprevenido de los seres.
 
No deja de ser enigmático este  mundial de futbol que se desarrolla en suelo americano, específicamente en Brasil, y que genera el entusiasmo y la alegría propias de un deporte practicado en la gran mayoría de países del globo. De justa deportiva mundial generadora de alegrías y festejos integradores de la humanidad que se abraza alrededor del grito victorioso del gol, ha pasado a ser el gran negocio de una  elite, con transacciones que recuerdan al oprobioso sistema esclavista.

Carta manuscrita a Timoleón Jiménez

Recibimos correspondencia a diario. A veces, dentro de ella, llegan cartas conmovedoras, como ésta, que deseamos compartir con todos. Definitivamente, nuestro pueblo siempre será superior a sus dirigentes; algo que la odiosa clase dominante, por su egoísmo, jamás podrá comprender.