Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

En esta breve ponencia queremos referirnos a cómo el impulso de la libertad que nos agita a los jóvenes, corresponde a un clamor de toda la sociedad americana, y cómo este impulso sumado a la rebeldía, se liga con el pensamiento y el accionar de Simón Bolívar como el gran artífice e ideólogo de La Libertad. Siendo libertad, rebeldía y la figura toda de Bolívar elementos constitutivos de nuestra identidad no sólo como jóvenes sino como americanos, nos compete concluir el proyecto libertario, afinando en primera instancia nuestro sentimiento rebelde a través del ideario bolivariano.

 

Resumen

La búsqueda de la unidad de nuestros pueblos ha sido una constante histórica en los movimientos sociales que han luchado por sus derechos. Como parte fundamental del pueblo, los estudiantes han jugado un papel trascendental en esas luchas contra la injusticia social y las tiranías; y ha sido la unidad el principio sobre el cual ha descansado la fuerza de sus organizaciones y el éxito de sus acciones. El Libertador Simón Bolívar es el ejemplo más nítido del valor que toma la idea de la unión para vencer, para construir una patria digna y soberana. La obra, el proyecto y el ideario bolivariano se constituyen en paradigma de lo que deben ser las luchas actuales del movimiento estudiantil y de todo el pueblo colombiano. En esta ponencia queremos demostrar como la unidad estudiantil se constituye en una necesidad principal a la hora de construir una organización de carácter nacional que enfrente las políticas lesivas del Estado colombiano, y cómo el ejemplo de Bolívar nos sirve para lograr ese acometido. Además se hace una comparación entre los fundamentos que deben guiar a la organización estudiantil única que se pretende construir y los principios que guiaron a los patriotas colombianos en su camino hacia la emancipación.

 

Desde su independencia de España, nuestro país ha estado sometido por la oligarquía criolla a la violencia como método para adueñarse del poder, mantener sus privilegios, apoderarse de los dineros públicos, de las riquezas naturales, y auspiciar las guerras internas a costa del empobrecimiento y marginalidad de la mayoría de los colombianos. Fue Simón Bolívar con su ejército de libertadores quien visionó que antes que las rivalidades entre nosotros mismos, era necesaria la unidad de los estados y pueblos para enfrentar la amenaza de la reconquista, anteponiendo la independencia de nuestras naciones a los intereses personales y ambiciones económicas.

La voracidad con que irrumpe el neoliberalismo en nuestros pueblos arrasa con cuanto encuentre débil y disperso. El desbordamiento de las políticas neoliberales, una vez instaladas en nuestros países, lleva consigo el desplome de nuestra cultura y memoria histórica. Se opera entonces un acelerado y constante proceso de desideologización; pretendiendo así negar nuestra identidad, la que explicamos a partir del arraigo y reconocimiento de nuestras propias costumbres y valores.

 

En las montañas de Colombia, en la exuberante y complice belleza de la gran estepa verde que cobija sueños y esperanzas de Socialismo y Patria Grande, fue realizado el II Encuentro Juvenil Bolivariano llamadó "Antonio José de Sucre", en honor al gran Mariscal de Ayacucho que con su ejemplo ha inspirado a los jovenes de la patria colombiana, para segir batallando sin descanso por la conquista de la segunda y definitiva independencia.  De este encuentro insurge un nuevo grito de libertad conocido como la Declaración de la Sierra Nevada; mensaje bolivariano que habrá de vibrar en los oidos receptivos de quienes se apresten a obtener la gloria de ser llamados libertadores de la patria y hacedores de una Colombia Nueva .

 

La crisis de la educación en Colombia es estructural y está estrechamente relacionada con la dinámica del conflicto social y armado que padece Colombia y con los planes financieros imperialistas impuestos a nuestros países a través del BM, FMI y BID. La aventura de la guerra que la oligarquía promueve contra nuestro pueblo en forma de terrorismo de Estado, sacrifica de paso la inversión social y el presupuesto de la educación. El neoliberalismo a la par que privatiza la educación orienta sus contenidos para que juegue un papel de disciplinamiento social que logre el respaldo de los estudiantes a las políticas gubernamentales y distraiga sus mentes en las modas y el consumismo. Esta ponencia es un análisis y una crítica a las políticas educativas privatizadoras y al llamado nuevo sistema escolar, mediocre, antipatriótico y contrario al concepto bolivariano de la educación pública. Hacemos de paso un reconocimiento y respaldo a la lucha de estudiantes, profesores y padres de familia en defensa de la educación pública en Colombia.

 

Luchamos por una Nueva Colombia, en paz con justicia social.  Porque nos negamos a ser simples engranajes de la maquina capitalista que produce muerte.  El Movimiento Juvenil Bolivariano consagra su existencia a luchar por la Vida y por la libertad de nuestro pueblo, por la dignidad de la especie humana y por el bienestar colectivo de quienes habitan este planeta.

Sentimos en nuestro pecho el honor de ser continuadores de la gesta bolivariana y realizadores del sueño supremo del Libertador: La Patria Grande.