• 1
Nos permitimos reproducir un aparte del capítulo “El enigma de la franela de Bolívar” del libro “Simón Trinidad, el hombre de hierro” del periodista Jorge Enrique Botero. En 2004 y por un breve tiempo, compartieron prisión los guerrilleros de las FARC-EP Ricardo Palmera (Simón Trinidad) y Rodrigo Granda (Ricardo Téllez). Ambos hinchas futboleros, pudieron compartir un breve instante alrededor de la final del torneo nacional que enfrentó a sus respectivos clubes: Junior de Barranquilla y Nacional de Medellín. Posteriormente Simón Trinidad sería extraditado a los EE.UU. donde permanece preso hasta el día de hoy.
En  estos tiempos que transcurren, en este siglo maravilloso en que la humanidad lucha  por zafarse de los viejos lastres, uno despierta cada día lleno de asombro. Los hechos que nos toca ver,  llenan   muchas veces de enigmas e incertidumbres al más desprevenido de los seres.
 
No deja de ser enigmático este  mundial de futbol que se desarrolla en suelo americano, específicamente en Brasil, y que genera el entusiasmo y la alegría propias de un deporte practicado en la gran mayoría de países del globo. De justa deportiva mundial generadora de alegrías y festejos integradores de la humanidad que se abraza alrededor del grito victorioso del gol, ha pasado a ser el gran negocio de una  elite, con transacciones que recuerdan al oprobioso sistema esclavista.

Estimados compatriotas
CARLOS ALBERTO VALDERRAMA
MAURICIO SERNA

Cordial saludo,

Nos alegra poderles escribir con ocasión de la paz de Colombia, pues somos fieles admiradores de las proezas que Ustedes protagonizaron en las distintas canchas de nuestro país y el mundo.

Con el mayor de los gustos nos hemos enterado de las afirmaciones que realizaron el pasado 29 de noviembre al diario El Tiempo. Nos alegra particularmente el compromiso que manifiestan con las víctimas en particular y con la paz de Colombia en general. Sabemos que comparten dicho interés con el gremio de los futbolistas y con toda la afición del balompié de nuestro país.

Al profesor Pékerman y a la selección
 
Colombia Estimado profesor, ante todo nuestro saludo respetuoso para usted, a su equipo técnico y, por su intermedio, al conjunto de nuestra selección. & Estamos a pocos días del primer partido, ante Grecia, que el equipo nacional realizará en el marco del Mundial 2014, y sabemos que la expectativa y los buenos deseos del país son un todo que se convierte en inspiración. Dentro de esa dinámica, las FARC, hemos querido expresarles nuestro reconocimiento, nuestra voz de aliento y deseos de éxito y gloria en la gramilla brasilera.
 
En nombre de los guerrilleros y guerrilleras de las FARC, hoy en diálogo por alcanzar la paz con justicia social para todos, les reiteramos nuestra admiración por cada paso dado en el camino para llegar al Mundial, y elevamos nuestros anhelos por que nuevos triunfos alegren el corazón de cada compatriota. Estaremos con la selección en las buenas y en las malas, acompañándolos hasta el final y deseando que junto al plantel que representa a la Colombia que queremos ver unida, expresando la misma patria que somos, nos la juguemos plenamente por la Paz.
 
Como lo expresa el escritor uruguayo Eduardo Galeano en su obra El fútbol a sol y sombra, desafortunadamente "el fútbol y la patria están siempre atados y con frecuencia los políticos y los dictadores especulan con esos vínculos de identidad". No obstante, nosotros tenemos el sueño de que el fútbol, dentro de la senda del respeto y la tolerancia, pueda en esta época, brindarnos un momento de regocijo o de entretenimiento que atempere las conciencias y coadyuve a encontrar de mejor manera la senda de la reconciliación.
 
Abrazo cálido, fuerza e inteligencia a Mario Alberto Yepes en su condición de capitán de campo, a James Rodríguez y a toda la muchachada mundialista, incluyendo aquellos valiosos deportistas que como el “Tigre” Falcao, como Aldo Leao, Perea o como Muriel, no podrán participar, pero que tanto aportaron para que estemos en Brasil.
 
Finalmente, como dice James, "hay sueños, hay que llegar con humildad y ganas. Vamos a intentar llegar lo más lejos posible", y que los mejores sueños, las mejores ganas y el mejor intento, sean por la Paz de Colombia. Con gente como ustedes, seguro que llegaremos lejos.
 
Fraternalmente,
 
DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP


Pasan los días, se acerca el Mundial y el sistema vuelve a relucir las cosas más horribles del fútbol. Los empresarios, los dirigentes y los futbolistas-estrella se vuelven materia diaria de cubrimiento mediático en esta suerte de “circo del rock and roll” que es el fútbol-negocio. ¿Alguien habla de innovaciones técnicas, de cambios en la táctica y en la forma de jugar? ¿alguien resalta aquella jugada hermosa, aquel sacrificio heroico, este regate espectacular, la atrapada de dicho arquero? Nada, un enorme silencio en torno al juego en sí, y una bullaranga en torno a lo que lo rodea: cuánto podrá ganar este jugador, qué jeque compró qué nuevo club, la nueva camiseta de Adidas o los nuevos guayos de Puma.

Atacar las acciones implementadas por el capital en cada uno de los países es responsabilidad directa de los respectivos pueblos nacionales, sin embargo, el principio de solidaridad y el reconocimiento de la lucha contra el capital como una lucha de clases, nos exige acompañar las luchas revolucionarias, aunando esfuerzos para acabar con la barbarie y construir las bases para el socialismo.

El paro del campesinado del Catatumbo logró ocupar brevemente las páginas del New York Times. La fotografìa que el diario estadounidense publicitó de dicha movilización mostraba a un joven campesinado plantado frente a un terrorífico grupo de policías del ESMAD, resistiendo a los gases lacrimógenos y las granadas de aturdimiento. Lo curioso era la camiseta del manifestante: la de la selección nacional de fútbol con el rostro de un James Rodríguez sonriente que contrastaba con el dramatismo del momento.

Videos