• 1

“Seamos realistas, soñemos lo imposible,
Porque de lo posible ya se ha hablado demasiado’’.
                                                                   Che Guevara

De acuerdo con la historia que han dejado los movimientos de secundaria, universitarios, barriales, comunales, juveniles, podemos afirmar con seguridad que han pasado por una serie de etapas críticas, a causa de un paramilitarismo incrustado brutalmente en los corredores de Colombia, también en los espacios culturales han tratado de influenciar a nuestros jóvenes combatientes, a dejar de lado su conocimiento, su capacidad de cuestionar todos los actos injustos que se cometen con la población, para encaminarlos a una guerra en pro del estado que nos asesina, mutila y nos saca de nuestras tierras, para defender sus intereses.

Nosotros (as), los estudiantes, revolucionarios, pero al mismo tiempo adolecentes, podemos aprovechar esa energía que nos caracteriza, debemos encaminarla a una justa causa, no debemos ser rebeldes por el simple hecho de serlo, rebeldes sin causa, hay que ser consientes que muchos niños por política capitalista mueren de hambre, por esta asquerosa política las madres cabeza de hogar, y padres, no tienen empleo, y no tienen como sostener sus hogares. En fin, una serie de argumentos que tienen peso y un valor incalculable, por eso los invitamos a luchar por esta causa liberadora.

No cerremos nosotros mismos nuestros ojos, porque la indiferencia también mata: mata ideales, mata personas, y hace más lento el caminar hacia la victoria, no dejemos morir nuestro espíritu de insurrección. el pueblo necesita lo más urgente posible, que se escuche su grito de dolor, de indignación, de impaciencia ante este enemigo, que arremete cada vez mas fuerte contra nosotros, con artefactos sanguinarios de nuevo tipo, con el consumismo, con la ignorancia, no nos dejemos arrastrar de su basura, la oligarquía no crea cosas para hacernos bien, alienan pornográficamente, con drogas, con televisión, también académicamente, pero nosotros luchamos por lo que un día perdimos, no dejemos que nos sigan arrebatando nuestra libertad, hay que pararse, gritar que nos duele.

El ser revolucionario se caracteriza de grandes sentimientos de amor, amor a la humanidad, amor a la libertad. Y si usted, joven, estudiante, desempleado, es capaz de temblar de indignación ante el dolor de un ser humano, ante lo injusto que se comete cada vez, entonces somos Camaradas, somos compañeros de lucha, somos hermanos.

Para nadie es un secreto que es más fácil gobernar a un pueblo sumergido en la ignorancia, porque la política de este estado es la de acallar a las masas, es de aplacar todo tipo de acción o demostración de desacuerdo, pero al final la victoria será nuestra; camaradas, de norte a sur, de oriente a occidente unamos las luchas del pueblo, vamos juventudes, a desatarnos del yugo de esclavitud que nos hace sufrir.

Vivimos en un país donde nuestros derechos no son respetados por ningún motivo, durante muchos años, nos han tapado nuestros ojos y nuestra boca, pero ahora decimos no más, compañeros, bienvenidos a esta guerra justa, y es una guerra a muerte, pero no debes tener miedo al escuchar esta palabra, solo hace falta ver en las calles tanta gente muriendo de hambre, o prostituyéndose para conseguir un peso para llevar a sus hogares.

Concluimos entonces, en que nuestra organización tiene las puertas abiertas para aquellos que se oponen a las masacres, y a todo lo que va en contra del avance de nuestra patria en todos los aspectos.

¡No estamos todos, faltan los presos políticos, movilicémonos por su libertad! Libertad, libertad, libertad.

¡La acción violenta no es toda igual, es justa la del pueblo buscando libertad!


MOVIMIENTO JUVENIL BOLIVARIANO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar