• 1

Es parte integral de la política de “seguridad democrática” de Uribe, el mantener la guerra a toda costa, incluso por encima del clamor nacional de para el sufrimiento de los cautivos en poder de las partes enfrentadas.  Nadie le cree a Uribe sobre su voluntad política frente al intercambio humanitario.  El Comando Sur de los Estados Unidos; Condoleza Rice del Departamento de Estado de los EE.UU; la embajada gringa en Colombia, los banqueros, representantes de transnacionales y la mafia, son realmente quienes determinan las políticas y decisiones que en fachada provienen de la Casa de Nariño.

Bajo pretextos infames de supuesta violación de conductos regulares, Uribe cesa la mediación de Piedad Córdoba y del presidente bolivariano Hugo Chávez, que oxigenaron el tema del intercambio y posibilitaron nuevos escenarios para el avance en la concreción de este.  Con ello se ratifica por enésima vez que a Uribe y a quienes le secundan no le interesa la suerte de los cautivos en poder de las FARC y mucho menos allanar caminos para hablar de paz. 

{mosimage} 

Por ello todo lo que podamos hacer desde el movimiento popular a nivel nacional o internacional, en torno al tema del canje de prisioneros y de la búsqueda de futuros diálogos de paz, habrá de hacerse con la idea de recoger frutos cuando un nuevo gobierno, realmente democrático, pluralista y que deseche la porfiada idea de la victoria militar sobre las fuerzas revolucionarias del pueblo colombiano, tome posesión y redefina sus prioridades en torno al tema de la paz en el país.

Los esfuerzos no serán en vano, de eso estamos seguros todos quienes integramos el MJB.  Redoblar esfuerzos en la lucha por el intercambio de prisioneros sigue siendo orientación a todos los núcleos bolivarianos.  A través de su incidencia en el movimiento de masas es preciso adelantar iniciativas encaminadas a fortalecer el movimiento por el intercambio humanitario, con la seguridad de que con un nuevo gobierno pueda haber oportunidad de materializar este propósito colectivo.

Al presidente Hugo Chávez y a la senadora Piedad Córdoba, nuestro agradecimiento como jóvenes que buscan una Nueva Colombia en paz con justicia social.  Les felicitamos por sus gestiones humanitarias, que sabemos no quedarán solo en lo hecho hasta el momento. 

¡Por la senda del Libertador, marchamos juntos hacia la Nueva Colombia!

¡Por el Derecho de Gentes!

¡Intercambio Humanitario, Ya!

 

Dirección Nacional

Movimiento Juvenil Bolivariano

Clandestinidad, noviembre 24 de 2007

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos