• 1

Camilo Torres representa para todos los jóvenes colombianos que sueñan con una patria justa, la figura del revolucionario cristiano, consecuente, que fue capaz de colocarse por encima de las abstracciones del catolicismo pregonado por los jerarcas de la Iglesia y aterrizar en la practica, la máxima cristiana del amor al prójimo, de la solidaridad, del sentir con el otro su propio dolor y sentir como propia la justa lucha del otro.

Su sacerdocio, así como su carrera intelectual, fue de total entrega a las causas nobles, siempre trató de buscar y proponer las soluciones más adecuadas a los problemas sociales de su pueblo, con el cual estuvo siempre en contacto; esta práctica lo coloca más allá del intelectualismo contemplativo, pues busca no solo las interpretaciones más validas de los fenómenos sociales, sino que hace de su conocimiento, una herramienta con la cual transforma la realidad social en beneficio de las mayorías.

{mosimage}Así mismo, Camilo supo conciliar de la mejor forma la teoría marxista como herramienta revolucionaría con los mejores principios del cristianismo, despojando así su lucha del dogmatismo que todavía hoy representa un lastre para algunos sectores de nuestra izquierda.

Consecuencia de sus principios y su vida es la decisión de tomar las armas ante una situación de explotación y de represión que, ayer como hoy, no ha dejado otra vía a los cristianos y revolucionarios consecuentes con la liberación de nuestra Colombia.

Camilo, nuestra patria sigue desangrada por el terrorismo de Estado, grandes sectores de la población siguen viviendo en la miseria, se hace más grande la brecha entre los que viven en la opulencia y los desposeídos, cada vez es más manifiesta y descarada la intervención de los E.U en nuestros asuntos, nuestros gobiernos se arrodillan a los intereses de sus jefes del norte y la mayor parte de la estructura del Estado es manejada por el paramilitarismo y el narcotráfico.

En esta guerra que el régimen terrorista de la oligarquía liberal - conservadora nos ha impuesto, el pueblo colombiano ha visto caer miles de jóvenes que como tú soñaron con ver materializado el justo "sueño" de la construcción de una Nueva Colombia sobre bases sociales humanistas y espirituales.

Tu ejemplo de lucha, tu compromiso con el pueblo, la coherencia de tus palabras con tus acciones, tu arrojo guerrillero, nos convoca a la unidad de todo el movimiento juvenil y estudiantil, a cuarenta años de tu caída en combate podemos decir que no ha sido en vano, la lucha revolucionaria de los colombianos es cada vez más madura y firme; más jóvenes se unen a los núcleos bolivarianos clandestinos así como a las otras expresiones de organización juvenil y estudiantil que heroicamente combaten en los campos, ciudades, barrios, calles, colegios y universidades de nuestra patria.

Apelamos a tú ejemplo revolucionario para convocar a la unidad de todos los esfuerzos que aisladamente emprenden las organizaciones juveniles en contra de este régimen.

Nos consideramos herederos de tus principios y tu lucha que hoy más que nunca cobra un enorme valor, porque como lo hiciste tú, estamos dispuestos a enfrentar a esta oligarquía que se ha mantenido en el poder a costa de la sangre de nuestro pueblo y a la cual le gritamos contigo que: " no van a poder imponerse por más armas que utilicen y por más gente que maten. Van a ser derrotados ".

"La Lucha es larga comencemos ya!"

Abriendo caminos hacia la Nueva Colombia.

Movimiento Juvenil Bolivariano

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos