Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

El 7 de junio de 2017 fue asesinado el líder afrocolombiano Bernardo Cuero Bravo, quien era fiscal nacional de la Asociación de Afrocolombianos de Desplazados - AFRODES. Los hechos ocurrieron, como lo denunció esta organización, en su casa ubicada en el barrio Villa Esperanza de Malambo, departamento del Atlántico, en la costa Caribe colombiana, siendo aproximadamente las 7:00 pm, cuando dos sujetos llegaron a su casa y vilmente lo asesinaron con arma de fuego y luego huyeron en una moto de color negro.

Bernardo Cuero Bravo era un líder afrocolombiano con tradición e historia. Se tuvo que desplazar hace más de 10 años de su natal Tumaco por el trabajo social y político que adelantaba. Llegó al departamento del Atlántico dónde se destacó por su liderazgo hasta llegar a ocupar los espacios de representante legal de la Asociación de Desplazados por Vivir de Malambo-ADEVIM, delegado de la Junta de Acción Comunal y miembro la Mesa de Víctimas del municipio de Malambo y del departamento del Atlántico; a nivel nacional líder y fiscal de AFRODES. Por todo este trabajo en pro de la comunidad, fue perseguido, al igual que su familia, por grupos paramilitares que le quitaron la vida.

Bernardo asistió con otros líderes de Afrodes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos CDHH, a denunciar la situación de los miembros de esa organización y en especial la de él mismo. En ese momento señaló más de diez hechos de atentaban contra su vida [1] sin recibir la debida protección por parte del gobierno nacional.

Hoy Bernardo hace parte de la trágica lista de líderes sociales asesinados sistemáticamente por los grupos paramilitares que aún siguen operando en el país, demostrando la incapacidad del gobierno y del Estado en el desmonte de estas estructuras ilegales y en brindar protección efectiva a las organizaciones y sus comunidades.

Dados los indignantes acontecimientos, la Coordinación Étnica Nacional de Paz CENPAZ:

1. Se solidariza con la familia de Bernardo Cuero Bravo, con Afrodes, así como con el resto de procesos sociales que él lideraba, e insta al Gobierno Nacional en cabeza del presidente Juan Manuel Santos Calderón y a las autoridades competentes a investigar y enjuiciar a los responsables materiales e intelectuales de este asesinato.

2. Exigimos al gobierno nacional implementar urgentemente los mecanismos contemplados en los Acuerdos de Paz para proteger a los líderes sociales y defensores de derechos étnicos y populares.

3.Responsabilizamos al presidente Juan Manuel Santos de los hechos sucedidos y exigimos la protección efectiva de dirigentes y comunidades étnicas en Colombia.

Ni un asesinato más. Exigimos el desmonte inmediato del paramilitarismo.

Que cese el exterminio de afrocolombianos, negros, indígenas, campesinos y de luchadores sociales en general.

Queremos un país en paz.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar