Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

El paro del campesinado del Catatumbo logró ocupar brevemente las páginas del New York Times. La fotografìa que el diario estadounidense publicitó de dicha movilización mostraba a un joven campesinado plantado frente a un terrorífico grupo de policías del ESMAD, resistiendo a los gases lacrimógenos y las granadas de aturdimiento. Lo curioso era la camiseta del manifestante: la de la selección nacional de fútbol con el rostro de un James Rodríguez sonriente que contrastaba con el dramatismo del momento.

Hoy, la Selección Colombia puede definir su paso al mundial Brasil 2014. El país se concentra en el partido ante Ecuador en Barranquilla y olvida que ayer no más cuatro campesinos caucanos inermes fueron asesinados por el ESMAD en un peregrino lugar llamado Mojarras. Olvida también a las víctimas del Catatumbo, a las de Boyacá, a los jóvenes agricultores cundinamarqueses asesinados por rechazar el Tratado de Libre Comercio. Y se olvida también de Jhonatan Sepúlveda Moreno, de Oscar Sandino, de Juan David Atehortua, de Juan Sabogal, de todos los barristas muertos que seguramente hoy tendrían puesta la camiseta amarilla.

En nuestras investigaciones en materia de tierras y desarrollo rural, nos hemos encontrado con acaparamiento de baldíos nacionales por empresas suyas. Usted y sus bufetes de abogados conocen que dichas tierras de la nación tienen como destino el acceso progresivo a la propiedad rural de lo campesinos y trabajadores agrarios en condiciones de pobreza. Y que la norma prohíbe acumular más de una Unidad Agrícola Familiar-UAF, a fin de que con ello no se concentre la propiedad de la tierra...

Amigos y amigas asistentes al foro Juventudes, fútbol y sociedad:


La Delegación de Paz de las FARC-EP quiere hacerles llegar un saludo fraterno extensivo a todos los barristas de la capital y de Colombia entera. Les deseamos éxitos y victorias en este importante evento.

La juventud crítica de Colombia resiste día a día la estigmatización y represión en su contra por parte de un Estado excluyente. Ser jóven y organizarse es hoy un delito en Colombia. Es por esto que la resistencia cultural de los barristas cobra mayor vigencia hoy en día.

 

El 22 de junio pasado, en inmediaciones del barrio San Fernando de Cali, fue asesinado Oscar Sandino, joven hincha de Millonarios, en momentos previos al cotejo entre el equipo capitalino y el Deportivo Cali.
Oscar era bogotano, estudiante, trabajador y, ante todo, barrabrava. Desde su adolescencia hinchaba por el equipo azul, a quien le dedicaba sus esfuerzos diarios, sus pensamientos permanentes, y toda su energía. Oscar era activista juvenil, líder barrista, promotor social. Como usted, como yo, como tantos y tantos pelados que copan las tribunas populares del país cada domingo.