En el ámbito de la agricultura, el campesinado tiene una labor muy importante, particularmente orientados con los principios de la agricultura ecológica o Agroecología los cuales pueden salvar el mundo!!! Mientras los políticos se debaten en cumbres hipócritas acerca de cómo negociar la cantidad de gases invernaderos para continuar con la industria salvaje y capitalista, los campesinos trabajan en recoger e intercambiar conocimientos ancestrales para frenar el desastre de la mal llamada Revolución Verde, que en realidad es solo la industrialización de la Agricultura para fines capitalistas.

El representante de EEUU negó la responsabilidad de su país ante la crisis ambiental, utilizando científicos tecnócratas que culpan a los ciclos “naturales” del planeta acerca del incremento en la temperatura, y sostienen que el perder unas cuantas especies es “natural” porque es destino de la evolución; para ellos no es más que una excusa para destruir paisajes y ecosistemas y, de esa manera explotar los recursos naturales.

Por el contrario, el campesinado trabaja por mantener rubros dentro de sus parcelas usándolos como hierbas medicinales y aprenden a manejar controladores biológicos gracias a la ecología y las experiencias de otros productores. Trabajan por preservar el material genético sin modificar y en las parcelas con productos de rubros criollos o autóctonos que muchos quieren patentar con el afán de ganar dinero a costillas de la naturaleza

Mientras vemos en Copenhague represión hacia los manifestantes, personas dignas de respeto y dinamismo comprometidos con el planeta y que representan millones de habitantes que no  podemos estar allí; y por otro lado, mientras  observamos los políticos en fotos ridículas y abrazos forzados, conocemos con esperanza que los campesinos trabajan día a día de mantener la biodiversidad de nuestra alimentación organizando sus comunidades y creciendo en armonía con la naturaleza.

En el campo industrial vemos las más feroces peleas por los recursos naturales y los negocios por los cupos de carbono, el colmo del mercantilismo donde países industrializados someten a los países pobres a comprometer sus bosques, sabanas y selvas por el comercio. En éste marco, los campesinos y las campesinas luchan por sembrar agua y mantener un espacio libre de agroquímicos, los campesinos agroecológicos o simplemente campesinos estos verdaderos héroes son los guardianes de la naturaleza, los titanes de la soberanía agroalimentaria y los protagonistas de los recursos naturales pueden darnos a todos los seres egoístas que asistieron a Copenhague regateando por el ambiente un ejemplo de lucha.

En el campesinado encontramos personas dignas de ser ambientalistas, ecologistas y luchadoras, en estas personas encontramos a los verdaderos revolucionarios; gracias a los campesinos podremos mostrar el hermoso planeta Tierra a nuestras futuras generaciones tal y como lo vemos nosotros. La explotación de hombre por el hombre se combate con el marxismo y la lucha de la naturaleza por el hombre se combate con la conciencia. Y en ese sentido, la lucha continua por un mundo socialista, agroecológico y feliz.