• 1
Santos: prospecto de permanencia de las políticas imperiales.
La mafia Uribista, como instrumentos absolutamente sumiso a la Casa Blanca, se mantiene en el gobierno. Pero lo de Uribismo es sólo un nombre que evoca al ejecutor más reciente de una política fascista sumisa a la estrategia re-colonizadora de Estados Unidos. Uribe Vélez no es el artífice en si del proyecto; es un instrumento que pone su acento de odios, mezquindades y bajos fondos emocionales. Cuando ya no sea de interés nodal o de conveniencia para el imperio, simplemente lo relevan, como ahora ocurre, para que lo sustituya cualquiera de las fichas que la Casa Blanca tiene como planes A, B, C…, para ejecutar sus designios. Para el caso, le ha correspondido hacer el relevo a Juan Manuel Santos, impuesto mediante unas elecciones Presidenciales que han sido diseñadas para proceder en consecuencia. En tal perspectiva han funcionado a la perfección; no propiamente como proceso de participación ciudadana sino como estratagema de corrupción, clientelismo, fraudes y todo lo que caracteriza a una maquinaria electoral que cada vez se vale de los más inauditos trucos, engaños y presiones de fuerza e intimidación, para que sus resultados coincidan con las determinaciones tomadas previamente por la oligarquía y el imperio.
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6
Algunos casos que ejemplifican la descomposición de los procesos electorales.
Ejemplifiquemos con algunos casos de amplio y generalizado conocimiento nacional la afirmación descalificante de los procesos y el sistema electoral colombiano:
-    En 2006, el Consejo de Estado ordenó un reconteo de los votos referidos al Senado, porque a través de un fallo anuló resultados de 600 mesas después de comprobar que hubo fraude en los departamentos de la Costa Atlántica, Santander, Valle y Chocó.
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6
Paramilitarización del Estado y de los procesos electorales.
La década de 1990 a 2000, fue la del reacomodo del bipartidismo, tomando vertientes de remozamiento irreal, al tiempo que se nutrían de paramilitarismo y se fortalecían en diversas zonas del país como fuerzas reaccionarias armadas contando con el beneplácito del gobierno de Cesar Gaviria, quien le dio vía libre y base a los “Servicios de Vigilancia y Seguridad Privada”, grupos paramilitares de extrema derecha amparados en la legalidad, que ya durante el gobierno de Samper se llamaron propiamente con ese nombre de CONVIVIR; es decir, las nefastas Cooperativas de Seguridad Rural a las que ya nos hemos referido.
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6
¿De qué salvó Álvaro Uribe Vélez a Colombia?
En el plano de esta falsa democracia que propicia las condiciones de saqueo a que la oligarquía y el imperio yanqui someten al país, el Uribismo ha sumergido más en el abismo de la muerte y la miseria a las mayorías populares (más de 28 millones de colombianos sobreviven por debajo de la línea de pobreza). Si algo ha coadyuvado a “salvar” Uribe es su propio formato de Estado Comunitario; es decir, el ideal de Estado fascista y mafioso soñado por su preceptor narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, lo cual implica tratar de sostener una estructura de poder que siga garantizando los privilegios de acumulación de riqueza para las oligarquías y las trasnacionales, profundizando aún más el terrorismo y la exclusión social. Paradójicamente, el modelo de Estado absolutista y gansteril que se ha fortalecido, es al mismo tiempo el debilitamiento del Estado de Derecho burgués, su necrosamiento creciente, su desbarajusta institucional…, su aniquilamiento. 
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6

Desde su surgimiento como nación independiente, Estados Unidos ha tenido sus miras colonialistas puestas sobre Nuestra América.

Antipatía causaba a los países anglosajones, en especial a los Estados Unidos, la política de emancipación y unificación de las ex colonias hispanoamericanas, propulsada por Bolívar; por lo que el interés fue constante, entonces, en cuanto a coadyuvar con cualquier iniciativa que apuntara a la balcanización de las mismas, procurando que se mantuvieran fragmentadas y en mutua hostilidad, de manera tal que les fuera más fácil a los nuevos imperios, la ocupación o control del espacio dejado por España.

 

(Las mayorías tienen la razón, pero las minorías tienen el poder).

La incubación del “Estado Comunitario”.

Últimamente se escucha con alguna incidencia creciente a quienes manifiestan que las “mayorías tienen la razón, pero las minorías tienen el poder”, lo cual dentro de una verdadera democracia sería un absoluto contrasentido. Pero resulta que en Colombia esta expresión coincide plenamente con la realidad.
Es en este contexto, donde deberemos explicar lo que objetivamente significa el ascenso a la Presidencia de la República del narco-gánster Álvaro Uribe Vélez, por dos períodos consecutivos (ocho años), que están por culminar con un saldo terriblemente negativo para las mayorías.
Siendo gobernador de Antioquia (1998-2000), el actual presidente se pronunció en repetidas oportunidades a favor de la intervención militar en el país. Primero suplicó la entrada de los Cascos Azules de las Naciones Unidas para evitar la “inminente Balcanización de Colombia”; después imploró de rodillas, con estridentes alaridos de loco plañidero; la presencia de la flota gringa en el Mar Caribe y los boinas verdes en el territorio colombiano, una vez estos diabólicos  jinetes del apocalipsis concluyeran su ronda de muerte y destrucción en el milenario Irak.

Videos