• 1

En Colombia esta fecha tiene significativos propósitos y debemos alzar nuestras voces para exigir los derechos de las mujeres doblemente explotadas, discriminadas y mercantilizadas por el capitalismo que a través de las trasnacionales de la moda y el diseño promueven la venta de su cuerpo, a lo que se agregan las peores formas de explotación y expoliación a través de la pornografía, la prostitución, la trata de blancas, el trafico de mujeres auspiciados y dirigidos por el Estado oligárquico y sus traficantes.

Es obvio que la situación de la mujer en nuestro país adolece de grandes desigualdades sociales que se traducen en desempleo, insalubridad, analfabetismo, falta de oportunidades para las familias y abandono estatal, sometimiento a la violencia, al asesinato selectivo de sus esposos e hijos, al destierro y perdida de todos sus bienes, el empobrecimiento y la miseria total

A todo esto se agregan el desplazamiento cuyo numero supera los 3 millones y de esta cifra el 53% son mujeres, la diferencias salariales por problemas de género, el desempleo que para el año 2000 superó el 40% y en este porcentaje cincuenta y cuatro de cada cien, son mujeres, y es que estas cifras se multiplican y triplican para el caso de los jóvenes y las mujeres, con mucha más fuerza en el sector rural donde el modelo neoliberal y el TLC han causado los mayores estragos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia combatimos al lado de miles y miles de mujeres y hombres en la lucha hacia la toma del poder para la construcción de la Nueva Colombia con justicia social, con participación de millones de excluidos, sin distingos de raza, credo, convicción o sexo. Nuestra plataforma para un gobierno de Reconstrucción y Reconciliación Nacional manifiesta que la mitad del presupuesto de la nación deberá destinarse al bienestar social teniendo en cuenta al colombiano, su empleo, su salario, salud, vivienda, educación y recreación como centro de las políticas del Estado.

Y justamente un Estado donde su principal deber sea el bienestar social , debe proporcionar el mayor número de felicidad posible a su población. Este debe estar dotado de una estructura socioeconómica que garantice la participación de la mujer en todas las esferas productivas y su retribución económica en igualdad de condiciones, un sistema económico que ofrezca empleo con protección durante la maternidad, desde el embarazo, que cubra todo el ciclo educativo de sus hijos hasta la formación universitaria, medidas que impidan la discriminación de la mujer en lo laboral, la diferencia en los salarios y el derecho a cargos de dirección en las empresas, medidas encaminadas a frenar la creciente mercantilización y estímulos para la vinculación de ésta a la producción industrial del país.
Son todas estas reivindicaciones y las ansias de libertad, de ser rebeldes contra la opresión, amar con delirio, ser revolucionarias, sublevadas, resistentes, entender la vida a lo grande y conformar todos los actos a esta actitud elevada con generosidad y desprendimiento lo que hace a todas estas mujeres ilustres y famosas por sus grandes hechos a favor de la humanidad.

En esta fecha tan especial recordamos y enarbolamos a miles de mujeres que han jugado su papel en la historia como protagonistas en las grandes luchas contra la explotación, la discriminación y por la libertad. Destacamos a las valientes heroínas independentistas:

Manuela Beltrán heroína colombiana que en rebeldía contra del colonialismo arrancó el edicto que decretaba los impuestos a los habitantes de las colonias, iniciando el movimiento insurreccional comunero.

Manuelita Sáenz patriota ecuatoriana condecorada como “Caballereza del Sol”, heroína americana independendista, mujer rebelde y emancipadora, la Libertadora del Libertador, ella y muchas más abrieron el camino para la participación e integración de las mujeres a las grandes gestas libertarias, participó en el Estado Mayor de las fuerzas revolucionarias patrióticas como encargada de los archivos personales de Bolívar, por su participacion en varias batallas de liberación llegó al grado de Coronela, como dijo Bolívar “La única, la indispensable, la amante, la compañera y la consejera”. Manuela, la grande que al lado de “Las rabonas” nombre dado a las esposas de los soldados patriotas que caminando por caminos escabrosos de sierras y selvas preparaban alimentos, remendaban los uniformes, curaban los heridos y hasta mitigaban sus penas. Manuela organizó en Lima las mujeres en unidades de lucha, ellas recogieron dinero para la construcción de barcos, recogieron paños para confeccionar uniformes, donó parte de su herencia para la compra de suministros y pertrechos para a revolución. Manuela combatiente galopaba entre las tropas vestida de soldado lanza en mano combatiendo a los invasores españoles.

Policarpa Salavarrieta: “La Pola” valiente y osada realizó el trabajo clandestino, llevando información a Bolívar y su ejército, suministrando abastecimientos y pertrechos para los patriotas, muy joven aún fue capturada y fusilada por los invasores de Morillo.

Dolores Ibarruri: “La pasionaria” dirigente comunista miembro del Comité Central del Partido comunista Español, diputada por Asturias, participó en la guerra civil española contra el Fascismo y recorrió el frente republicano con las consignas “No pasarán” y “Antes morir de pie, que vivir de rodillas” fue secretaria general del Partido Comunista Español.

María Cano y Yira castro: fervientes activistas y luchadoras del Partido Comunista colombiano.

Frida Kalho: pintora y miembro del Partido Comunista mexicano.

Evidentemente sería interminable el listado de mujeres que han participado activamente en las gestas libertarias.

En las FARC-EP, las mujeres somos un combatiente más, unidas a los hombres desempeñamos las más diversas tareas, cumplimos con nuestros deberes y tenemos los mismos derechos, seguimos firmes por la senda que nos conducirá a la victoria definitiva.

Y no podemos obviar en este homenaje a las militantes comunistas, dirigentes comunitarias, a las madres, esposas, hermanas de los cientos de personas, asesinadas, desplazadas, desaparecidas, encarceladas, masacradas, torturadas prisioneras, detenidas y perseguidas, victimas de la violencia del régimen colombiano y el imperio terrorista.

Es imprescindible conferir especial conmemoración a las combatientes marquetalianas Judith Grisales y Miriam Narváez, a una hija del pueblo, nuestra guerrillera Sonia capturada y extraditada ilegal e injustamente a los Estado Unidos, a las cientos de combatientes farianas y revolucionarias que han ofrendado su vida para alcanzar los más nobles objetivos de La Patria Grande y el Socialismo.

Para decir con Martí “ante las mujeres americanas se puede hablar sin miedo de la libertad”.
Para decir con Bolívar ”¡Hijas del sol! ¡Ya sois tan libres como hermosas! Tenéis una patria iluminada por las armas del ejército libertador: libres son vuestro padres y vuestros hermanos: libres serán vuestros esposos, y libres daréis al mundo los frutos de vuestro amor”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos