Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

Las FARC-EP reiteramos esa vez, las palabras de congoja y de responsabilidad que desde el mismo momento que ocurrieron los echos expresamos ante Colombia, resaltando que muchos de los caídos eran nuestra propia sangre, la gente a la que nos debíamos o por la que precisamente nos manteníamos en pie de lucha. Nunca, en absoluto, nuestra responsabilidad se deriva de algún acto intencional o premeditado, pues aquella terrible situación se originó de un grave error de una acción armada que iba dirigida a combatir a estructuras paramilitares que operaban en coordinación con unidades militares, cuando atacaban a la población civil y se escudaron en ella.

Pero aún así, hemos dicho que nada disminuye la gravedad de lo acontecido, nada nos hace olvidar, y por el contrario, asumimos nuestra responsabilidad subrayando en el profundo compromiso que tenemos en trabajar para generar medidas concretas, acciones restaurativas y funciones reparadoras, con propuestas y acuerdos que aspiramos materializar en medio de condiciones de cese al fuego bilateral para poderlas desenvolver sin amenazas de ningún orden, con las comunidades afectadas, a lo largo de la rica región del Chocó, donde un pueblo empobrecido lucha por mejorar sus condiciones de vida en dignidad.

Bojayá es parte palpitante de nuestra memoria y visión de futuro pensando en la Colombia nueva en paz con justicia social. Bojayá es sagrada razón de nuestra lucha contra la injusticia, y es elemento esencial de nuestros compromisos éticos en la búsqueda de la reconciliación nacional. En la medida en que el desescalamiento de la confrontación genere condiciones de seguridad para la población y la fuerza insurgente, con seguridad podremos efectuar el acto de reconciliación local que hemos acordado, tal como es nuestro anhelo y compromiso.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar