Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

Solo hay una cárcel donde Robinson no ha estado recluido: la cárcel de Jamundí (Valle del Cauca). En 22 años de presidio, varios traslados injustificados, y otros producto de intentos de fuga casi logrados, lo llevaron a un recorrido por distintos centros penitenciarios donde hoy es reconocido como un líder que lucha por los derechos de los prisioneros, sin importar su condición política o social.

El día que llegaron, hubo abrazos, lágrimas y vivas a las Farc y hasta les aseguraron un encuentro con la prensa. Dentro de los más conocidos estaban dos líderes del frente 22, Hugo y Robinson. También estaba Márbel Zamora, alias Chucho, quien tuvo dos entradas a la cárcel. La primera en junio de 1996, cuando fue capturado en Bogotá, acusado de ser el autor de un atentado contra el CAI de Kennedy.

Hombres como Simón Trinidad nacen cada 100 años, como Bolívar, dispuestos a desprenderse de sus riquezas materiales para luchar por la libertad de los oprimidos, este sacrificio cristiano lo eleva a una categoría superior, no es un hombre común el que nace y crece en cuna de oro, cursa sus estudios en prestigiosos colegios y universidades del país y renuncia a una promisoria carrera profesional para empuñar las armas por una idea, por una causa política.