• 1

Informamos al país y al Frente Amplio por la Paz, en su calidad de verificadores de la tregua, que continúa la ofensiva militar contra unidades guerrilleras que se encuentran en cese unilateral de fuegos desde el pasado 20 de diciembre. Esta actitud de insensata hostilidad, en momentos en que desde el mismo gobierno se ha insistido en buscar acuerdos para desescalar el conflicto, además de contradecir el mayoritario clamor nacional de paz, pone en serio riesgo la continuidad de la medida que para evitar nuevas víctimas y amainar los dolores de la guerra, decretaron las FARC-EP.

Nuestro compromiso con el anhelo de paz de los colombianos es total. Por eso nunca estuvimos de acuerdo con esa expresión desafortunada del ex primer ministro israelí, Isaac Rabin, acogida por el presidente Santos que expresaba “vamos a negociar como si no hubiese terroristas, y vamos a combatir a los terroristas como si no hubiese negociación de paz”. Ahora el presidente replantea su posición, diciendo que esta desconexión ya no procede.

Las delegaciones del Gobierno y las FARC-EP culminamos el ciclo 30 de conversaciones. Este ciclo contó con la participación de los nuevos integrantes de la Delegación de las FARC-EP, algunos de los cuales participarán en la subcomisión del punto 3 – “Fin del conflicto”.

Las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP, luego de analizar conjuntamente los hechos de las últimas semanas, consideramos superada la crisis e  informamos que:

Hemos acordado que el próximo ciclo de conversaciones tendrá lugar entre el 10 y el 17 de diciembre con el propósito de avanzar en el tema de desescalamiento del conflicto con el fin de llegar a un acuerdo lo más pronto posible en esta materia.

Documento de discusión para la opinión pública y la Mesa de Diálogo.
 
Tal como se estableció en el preámbulo del Acuerdo General de La Habana, “El respeto de los derechos humanos en todos los confines del territorio nacional es un fin del Estado que debe promoverse”.
 
En el punto 5 de su Agenda se expresa que “resarcir a las víctimas está en el centro del acuerdo”.
 
Nos felicitamos por que el anterior compromiso, asumido como eje central de cualquier acuerdo, haya convertido el actual proceso de conversaciones de La Habana en un caso único en la historia del derecho internacional y de los distintos procesos de conversaciones para la finalización de conflictos armados habidos hasta ahora, tal y como lo  vienen manifestando distintas voces autorizadas entre la comunidad internacional de defensores de los derechos humanos. 

Videos