Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

Presentación didactica y audio, para entender mejor las "50 propuestas mínimas de las FARC-EP para una Política anti-drogas para la soberanía y el buen vivir de los pobres del campo", los acuerdos logrados en la mesa de diálogos y las salvedades referentes a este tercer punto.

Un nuevo acuerdo parcial en torno al tercer tema en discusión, “Solución al problema de las drogas ilícitas”, acaba de ser manufacturado en la mesa de conversaciones de paz de La Habana, acortando distancias hacia el objetivo de la paz de Colombia.

Política anti-drogas para la soberanía y el buen vivir de los pobres del campo

Diez propuestas mínimas

En desarrollo del punto cuatro de la Agenda de conversaciones, correspondiente a la “Solución al problema de las drogas ilícitas”, las FARC-EP presentan las siguientes diez propuestas mínimas:


Las Delegaciones del Gobierno y las FARC-EP informan que:

Hemos llegado a un acuerdo, sobre el cuarto punto de la Agenda contenida en el "Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera", tercero en discusión, denominado “Solución al problema de las drogas ilícitas”

Como una contribución para avanzar en la solución de la problemática económica y social del campesinado que se ha visto obligado a cultivar la hoja de coca, la amapola o la marihuana, a fin de avanzar en la generación de condiciones materiales e inmateriales para el buen vivir de las comunidades campesinas y de los núcleos familiares que las conforman, las FARC- EP presentan los siguientes lineamientos básicos para la formulación de un “Programa nacional de sustitución de los usos ilícitos de los cultivos de hoja de coca, amapola o marihuana”, que en su espíritu y contenidos esenciales se fundamenta en la propuesta de plan piloto para Cartagena del Chairá, presentada por el Comandante Manuel Marulanda Vélez (Leer documento) en San Vicente del Caguán, el 16 de junio de 2000. Esta propuesta ha sido actualizada y rediseñada teniendo en cuenta los rasgos asumidos por esta problemática durante los últimos lustros, las tendencias del debate político y académico, y las nuevas definiciones que se vienen abriendo paso a nivel internacional en el diseño de políticas en este campo, como los avances concretados en los acuerdos parciales referidos a los puntos 1 y 2 del Acuerdo general de La Habana.