• 1

Desde sus inicios las FARC-EP han tenido vocación de paz. Ponerle fin a medio siglo de confrontación armada, que deja como resultado miles de muertos, mutilados, desaparecidos, desplazados y permitir que millones de colombianos pobres recuperen la esperanza de vivir sin la zozobra de la amenaza, del estallido de las bombas y la metralla, y ver crecer a sus hijos en la tranquilidad de la justicia social, es un logro del pueblo colombiano, plasmado en el Acuerdo Final, para la construcción de una paz estable y duradera, firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

El Acuerdo Final total es, en sí, la posibilidad de poder resolver la pobreza, inequidad y desigualdad en la que está sumido más del 60% de los colombianos. En otras palabras, El Acuerdo es la oportunidad de acabar con las condiciones que dieron origen al levantamiento armado.

A pesar de que la insurgencia ha cumplido en su totalidad con el Acuerdo, vemos como la oligarquía arrodillada al imperio estadounidense, hace trizas esa esperanza. Los EE.UU ha demostrado desde hace 70 años, con la muerte de Jorge Eliecer Gaitán, que la única oportunidad que les queda para seguir explotando y saqueando nuestros países, es por intermedio de la agresión y generando conflicto, por eso hoy, le han ordenado al esbirro Gobierno colombiano que le entreguen a Jesús Santrich, y condenarlo con montajes, como hicieron con nuestro insigne camarada Simón Trinidad, en una actitud provocadora, que coloca en peligro el proceso de paz.

La guerra es un negocio macabro para los que detentan el poder, enriqueciéndose a costa de los pobres, que son quienes ponen los muertos, llámense policía, soldados, guerrilleros o civiles.

Los reincorporados del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación, Amaury Rodríguez en Pondores, La Guajira, nos sumamos al rechazo general por la detención arbitraria del Camarada Jesús Santrich y exigimos su libertad inmediata al igual que la de todos los prisioneros políticos, y condenamos la intromisión de los Estados Unidos en los asuntos internos. Sabemos que están preparando nuevos montajes para detener el avance del proceso de paz. No caeremos en la provocación de la guerra.

Nos sumamos a los millones de colombianos que desean una Colombia en Paz con justicia social, por lo que convocamos a las Organizaciones sociales, víctimas del conflicto, a los humildes, a la gente del común, a todos los que anhelamos una Colombia en paz, y todos los pueblos del mundo, a manifestarnos y exigir la implementación del Acuerdo Final, tal como fue discutido en La Habana y firmado en el teatro Colon, por lo pronto todos los reincorporados del ETCR, en Pondores, nos declaramos en Asamblea Permanente.

 

ETCR- ESPACIO TRANSITORIO DE CAPACITACION Y REINCORPORACION “AMAURY RODRIGUEZ”

Pondores, Conejo, La Guajira.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos