• 1

Señor Juan Pablo Uribe, Ministro de Salud y de Protección Social; doctor Nemesio Roys gobernador electo; doctor Jhon Fuentes Medina, gobernador encargado; doctor Misaél Velásquez Granadillo, alcalde del municipio de Fonseca; doctor Pontus Ohrstedt, Gerente del Fondo Multidonante y jefe de la Oficina del Coordinador Residente de La ONU en Colombia; doctor Nelson Velandia, Director Prográmatico de La Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN; representantes de La ONU; de La Fuerza Pública y de las comunidades aquí presentes.

Bienvenidos todos a este ETCR de Pondores, para el Lanzamiento del Proyecto Salud para La Paz - Fase II. Consideramos que es un mandato de la lógica, que antes de entrarnos a La Fase II, le echemos un vistazo a La Fase I, donde reconocemos que fue positiva, pero es necesario que marquemos la diferencia entre La I y la II, superando algunas necesidades apremiantes que fue imposible satisfacer en la Fase I, a pesar de la insistencia obsesiva con que las reclamamos.

Esas necesidades son: En La UCA, donde asisten más de 40 niños, el salón de clases a pesar de ser un espacio pequeño para ese número de asistentes, hubo que dividirlo en dos, y utilizar una de las partes para la cocina, donde hay una estufa a gas, pero también ahí mismo, está el cilindro que provee de gas a la estufa. Está de más, hablar del peligro, que al igual que la espada de Damocles amenaza la existencia misma de éstos inocentes. No existe en esta aula la suficiente ventilación para oxigenar los pulmones y el cerebro de estos muchachitos, donde el metabolismo es intenso por estar ellos en permanente movimiento y crecimiento. Se requiere un aire acondicionado, así sea portátil, porque en la actualidad solamente hay 2 ventiladores, y al medio día eso parece un horno crematorio.. Se necesita un parque móvil y una cancha acondicionada para los niños, pero también para todo aquel que desee y necesite hacer deporte, porque es una verdad axiomática: “ cuerpo sano en mente sana “. Algo supremamente grave, es que los niños no tengan baños apropiados para ellos hacer sus necesidades fisiológicas. Estas, deben hacerlas en los baños de los adultos, y todos nosotros como adultos, sabemos, las implicaciones negativas que ello puede tener para estos infantes, en un país donde no existe la medicina preventiva. También necesitan estos niños una piscina. Solamente los llevan al caño durante el invierno, con el riesgo de que hoy hay agua, pero mañana el caño amanece seco, porque son aguas de cordillera.

Hace falta un transporte escolar. En Conejo estudian 25 niños, y todos los días les toca irse y venirse a pie; y el año entrante, ingresarán 10 más, lo que constituye una permanente preocupación de los papás, ya que estamos en una sociedad, donde los niños son presa fácil y víctimas cotidianas de los delitos más abominables.

Contamos con un médico general y una auxiliar de enfermería, quienes visitan el Espacio únicamente 3 veces al mes. Acá, se necesita es un médico general permanente, ya que a muchos integrantes de nuestro colectivo especial, les aquejan múltiples enfermedades producto del conflicto armado vivido. Cabe anotar, que el médico viene por la S, que quiere decir empresa social del Estado, o sea, hospital público. Se necesita que se haga una articulación entre el médico y la EPS a la cual estamos afiliados, que es La Nueva EPS, porque cuando el médico formula al paciente, a éste obligatoriamente le toca ir a La Nueva EPS para que le trascriban la fórmula y la autoricen. Resultado de lo anterior, los pacientes ya no van donde el médico, sino directamente a La Nueva EPS, porque consideran que así como está organizado, es una infructuosa pérdida de tiempo.

En los inicios del proceso contamos con una ambulancia, gracias a la cual se salvaron dos pacientes que padecían problemas bronquiales, quienes estuvieron a punto de morir por asfixia. pero esta ambulancia resultó ser solo un préstamo de la Defensa Civil de Barranquilla, la que, cumplido el plazo, se la llevó. Ahora tenemos una que acude al llamado, pero esto no es funcional, porque de presentarse un caso de verdadera urgencia y contando conque el conductor no esté enguayabado, mientras ella viene y regresa, lo más seguro es que el paciente muera en el camino.

Es urgente que al hospital de Primer Nivel de Fonseca se le amplíe la cobertura, para ello se necesita modificar la infraestructura y hacer las adecuaciones necesarias. Esto amerita la gestión entre el señor Ministro de Salud y la Gobernación.

Nos llama la atención, que uno de los aspectos que abarca La Organización Panamericana para la Salud (OPS), es la Salud Nutricional, sin embargo, aquí llevamos un año largo donde dejaron de suministrarnos en la alimentación las verduras y las frutas, reduciendo la alimentación prácticamente a solo carbohidratos, muy distante de ser balanceda, para que satisfaga todas las necesidades del cuerpo humano.

Consideramos que el Fondo de Población de las Naciones Unidas(UNFPA) debe interlocutar con los gobiernos locales para realizar talleres con los papás e imprimir cartillas didácticas sobre la salud sexual y reproductiva, ya que se está volviendo frecuente y “normal”, que niñas hasta de 10 años salgan embarazadas, presentándose el fenómeno de una niñita creando a un niño.

Insistimos una vez más que se acondicione el Puesto de Salud de Conejo, para que pueda servirle a esa comunidad, y al mismo tiempo a los excombatientes que habitan en este Espacio. De paso, invitamos al señor Ministro para que constate lo acertado de nuestro planteamiento.

Necesitamos que se implementen mayores jornadas de Promoción y Prevención de la Salud (P y P).

Agradecer la presencia del señor gobernador electo Nemesio Roys, con lamentable ausencia del alcalde electo de Fonseca Hamington García, porque si la institucionalidad de manera sincera, con sentido de patria y pertenencia, dejando a un lado la politiquería, no se vincula como debe ser, ninguno de estos proyectos llegará a buen puerto.

Agradecimientos especiales al doctor Pontus, a quien le pedimos muy respetuosamente trasmita nuestro sentimiento de reconocimiento y gratitud a todas las personas e instituciones por el altruista gesto de crear el Fondo de Multidonantes.

Y por último, por favor, intercedan con sus buenos oficios ante el Estado colombiano, para que tome todas las medidas necesarias, para que no nos sigan matando como simples moscas. No estamos mendigando la vida. Sabemos defenderla, pero estamos en este proceso por una profunda convicción, de que la paz con justicia social, verdadera democracia y soberanía, es el único camino viable para hacer a Colombia grande, próspera y equitativa, donde quepamos todos, y donde en cada hogar y en cada mesa, haya un pan.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos