• 1
Marquetalia, para nuestra sorpresa -en la imaginación un fortín de centenares de hombres rmados, reptando o parapetándose en trincheras circulares-, era una pequeña explanada e potreros crecidos, rodeada de cerros, con tres casas donde vivían Isauro Yosa y su amilia, Marulanda y su familia y la casa de madera que habitó Jacobo Prías Alape, harro Negro. Allí nos alojamos Omar y yo, mientras esperábamos a Manuel Marulanda élez. Isauro Yosa, un legendario líder campesino del Sur del Tolima, bajo de estatura y ornido de cuerpo, ojos rasgados y rostro ovalado, más bien lampiño, nos dijo que Manuel staba más arriba en la montaña, haciendo prácticas de tiro. Que posiblemente en la tarde  mañana regresaría. "Él es el camarada Manuel”, dijo la compañera al girar su cuerpo, cuando nos servía dos azas de café, y señalar al hombre que se enmarcó en la entrada de la puerta...
Al publicar "Trabajo asalariado y capital", Marx se proponía describir en forma popular las relaciones económicas, base material de la lucha de clases de la sociedad capitalista. Quería pertrechar al proletariado con la arma teórica del conocimiento científico de la base en que descansan en la sociedad capitalista la dominación de clase de la burguesía y la esclavitud asalariada de los obreros. Al desarrollar los puntos de partida de su teoría de la plusvalía, Marx formula a grandes rasgos la tesis de la depauperación relativa y absoluta de la clase obrera bajo el capitalismo.
Los frutos de treinta años de estudio se resumen en este volumen. Lo esencial de una tesis sostenida, difundida y explicada, durante varios lustros de quehacer investigativo y docente a nivel universitario, divulgada a través de todos los medios de comunicación social, y en alto número de nuestros países, ha ganado en la presente oportunidad el reconocimiento y la proyección internacionales; ello, para nosotros, es consagratorio y definitivo estímulo, recompensa sobrada para muchos esfuerzos que siempre creímos útiles y juzgamos rectamente orientados.
Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.
Desde la insurrección que abrió el camino hacia la I República en Venezuela, la vida de Bolívar ha sido una batalla ininterrumpida por la independencia y la unidad de los pueblos de América Latina. Precisamente por haber sido un revolucionario, el Libertador se transformó en pesadilla para las fuerzas que han hecho todo lo posible por destruir su obra y apagar su memoria. No siendo posible ignorar su intervención en la historia, han creado el mito de los dos Bolívares: rinden homenaje al general victorioso, pero satanizan al estadista y al reformador social.

Videos