• 1

Me sorprendo pensando en el aroma que imprime a mi vida un abrazo tuyo…
de camarada, de comandante y lleno de amor profundo.
Y tal vez ese abrazo se filtra cada vez por las hendiduras de mi piel,
porque es la montaña con toda su magnitud la que me abraza,
es la ternura de la guerrillera y la fortaleza de la mujer que ha movido la tierra bajo sus pies…
que ha hecho que los ríos se muevan por sus manos
y que hace que cada mañana tenga un nuevo sabor.

No sé cuál de tanta sangre
viste mi surco de cicatrices,
nada lava mi disfraz de rayo fulminante

Rodeado por una muchedumbre
que nos abraza con brisa del bosque,
¿cómo  pueden ellos olvidarte
si éramos uno tu y yo?.

Es una militante comunista,
Firme carácter que al combate se alista;
Altiva combatiente en el ideario bolivariano,
De Patria Grande, el sueño colombiano,
De socialismo, el objetivo fariano,
Con savia telúrica del suelo americano.

Un buen cigarro, la buena conversación,
La charla amena y la risa, como la brisa, libre…
Sigues conmigo, aunque no a mi lado,
Me guía nuestra idea del mundo sin esclavo;
En un campamento de sueños, de lucha y templanza,
Como tú misma lo has dicho en tu lírica remembranza:
“Bolívar, entre pólvora y humo” se apresta
Con su espada insurrecta señala la nueva gesta…

(A Hugo Chávez Frías)

Hoy no astilla el frío puelche su alta anza 
en la aurora vegetal de la araucaria,
ni serpiente de agua y hojas centenarias
valle abajo entre las rukas se desguaza,
ni se abre en el llamado de la raza
que germina en el latido del kultrún;
enmudecen las püfilkas y el purrún 
a los pies del ojo azul del universo,
y en la sal de los confines calla el
que la mar bate espumada en su kantún. 

Videos