• 1
ANTIGUOS RELATOS TAYRONAS
Cuando ya Moudlkwexshe había hecho la tierra, dio la orden a sus hermanitos de hacer sus nujué, sus propios templos de habitación y rito; debían todos hacerse más debajo de la kankurwa, de la nujué de Nabulwé. Xate Moudlkwexshe mismo y Xate Seiyankwa, dando ejemplo de lo dicho a sus menores, mostrando que la grandeza suele habitar en el seno cálido de la humildad, hicieron sus kankurwas por debajo de la nujué de Xate Nabudlwé.

A Sonia, prisionera del imperio

Desde el subsuelo de mi alma;

desde la atalaya de mis esperanzas,
desde los arraigos de mi fe
en tus puras causas de pueblo
te profeso mi amor:
amor de pólvora y obuses
a tu osado ser de combatiente,
¡camarada!
¡compañera!

 

Desde el vientre del pasado
La semilla del origen
Traía la dialéctica
De los mágicos símbolos
Del coral y las arcillas;
En el resplandor de las galaxias,
En el azul del mar,
En la sonrisa del nácar…,
En el vaivén de las palmeras
 
 
 
 
 
 
 
 

ANTIGUOS RELATOS TAYRONAS.
Kásajanga nadlakínga nane: al principio no había nada. Todo era oscuridad, todo era Adluna; la oscuridad misma era pensamiento, y del pensamiento fueron surgiendo los orígenes de todo…; Xaba Kwadleyuwa se extendió como agua y lo existente era todo era oscuridad, todo agua y todo pensamiento. Y Xaba Kwadleyuwa también lo era, su expresión primigenia no podía ser cosa diferente al pensamiento porque Adluna, el supremo pensamiento del origen y el después, estaba y estaría desde siempre, por siempre y para siempre.

ANTIGUOS RELATOS TAYRONAS
Cuando Xaba Kwan hizo la gente, poco a poco le fue dando la forma y los sentimientos. La gente, que era de agua y pensamiento, fue puesta por orden de Xate Moudlkwexshe primero en el cerro de Xate Kabusankwa hasta cuando ya estuvo hecha toda la tierra. Entonces Xaba Kwan, que era la encargada de la sagrada misión de crear la gente, puso la nariz, la boca y el culo a todos y los llevó hacia Makotama.