Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

¿A qué academia asistió?
La batalla fue su escuela,
En Bárbula se graduó,
“Las balas no pueden contra mi pecho”
Desafiante escribió;

Días de marchas prolongadas que me convoquen a tu lado con urgencia de revolución;
Días para pensarte,
Noche para soñarte,
Amándote bolivarianamente,
Amándote vivamente.

Aquí no se oyen ruidos de sirena,
No hay repiques impertinentes,
Ni bocinas ensordecedoras.
El andar infinito de la quebrada hace las veces del sonoro abanico viejo y oxidado del rincón;
Solo se escuchan los murmullos de los camaradas

Y la risa libre de una que otra guerrillera que no escapa (ni quiere hacerlo) a la alegría y la utopía

 

Una vez en inducido sueño me recosté a recordar, o a imaginar, o a simplemente soñar en profundo dormir… inducido por la voz lejana de antepasados que con dulce sonoridad poética me señalaron el cómo.



Allá en el monte adentro,
Donde la hipérbola del bombardero
Estalla el trueno
Desatando el canto fiero
De los Kalaschnikov…