Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

Solo con ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano”.
Pablo Neruda. (Parral, 12 de julio de 1904 – Santiago, 23 de septiembre de 1973)

En homenaje al poeta universal, al insigne y amado poeta militante comunista, desde los sentimientos más profundos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, recordamos la enorme sensibilidad social del camarada y retomamos la palabras del diputado comunista chileno Lautaro Carmona, quien ha destacado en su memoria y homenaje que la sensibilidad y justicia de nuestro Pablo del Arauco, “se refleja también en algo tan sencillo y profundo como el derecho al pan”.

50 meses en Moscú de Ignacio Torres Giraldo, narra las anécdotas y reflexiones de manera autobiográfica del fundador de La CON (Confederación Obrera Nacional) en tiempos y vivencias de la revolución russa.
La Obra permite reconstruir algunas vicisitudes de las comunidades soviéticas en sus dinámicas de organización masiva en torno a la producción agrícola, así como su incidencia sobre la obra revolucionaria que realizó un su país natal, Colombia.
Ignacio Torres Gilraldo es también fundador del Partido Socialista Revolucionario en compania de Maria Cano.

Todas las mañanas, antes de iniciar las tareas diarias, en el espacio que nuestra movilidad guerrillera nos lo permitiera dábamos lectura a una parte de este libro, que realmente no tiene párrafo que le sobre para quien se interese en conocer la vida y la obra de quien llegó a ser, sin ninguna duda, la principal y más destacada figura política del siglo XX.

Anoche?
Anoche volví a pensarte,
¡Hasta extrañarte!
Pensar en tu sonrisa coqueta de guerrillera inocente,
Recrear tu voz,
Esperar tu compañía imposible,
Alentado solo con el recuerdo  de tu rostro hermoso.

En una noche altanera
La oscuridad tremola hasta el firmamento
Interrumpida un millar de veces
Por luciérnagas esmeradas;
Tu mirada me recoge en las barricadas,
Y con un tiroteo perenne,
Tu carcajada despeja la ruta al inerme.