• 1

 

Versos libres – versos de montaña.


Y… a esa mujer que en mis sueños busco…
Hoy su nombre en caricias traduzco;
Bella dama que a mis súplicas se opuso,
Por fin el amor entre ambos se impuso,
Logrando acometer la pasión de un gran impulso.

Es una militante comunista,
Firme carácter que al combate se alista;
Altiva combatiente en el ideario bolivariano,
De Patria Grande, el sueño colombiano,
De socialismo, el objetivo fariano,
Con savia telúrica del suelo americano.

Figura ágil y menuda,
Risa amplia y descomplicada,
Cinturita pequeña que en mis manos tiembla intimidada,
Dejándose amar se eleva cual marejada,
Del Caribe ferviente, cual tempestad huracanada.

Es como Manuela, fiel y apasionada
De una causa justa, la misma de aquella “loca amada”.
Su estatura se agiganta peleando en la barricada,
Con las ideas de Alfonso Cano, ahí persiste atrincherada
Hasta el esclarecer que brilla en la alborada.
Ya otea el nuevo día
Con el pequeño al cinto,
Lo echa a la pelea para que sea distinto;
Con ella van los pobres que trazan su futuro
No del señor del sucio capital,
Que huyendo al extranjero irá a parar,
Es futuro humanista el que está por triunfar.

Como Sonia la guerrera,
O Jacobo el estratega,
Complacida, como Lucero se entrega,
A la causa cimera,
Que levanta como bandera,
Para izar la solidaridad sin límite ni barrera,
Sin odiosos distingos de clase,
Siendo la unidad la base,
De un mundo igualitario que ya en las montañas nace,
Que bajará como el Orinoco, el Plata y el Magdalena,
Caudal libertario que romperá toda cadena,
Inundando de justicia la Patria comunera.

Y… a esa mujer que en mis sueños busco…
Una buena tarde la encontré,
Al ejército de Manuel la incorporé,
Es tierna, dulce y decidida,
Como las “juanas de América”:
Reflejo de esta Patria querida…


Jaime Sucre.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar