• 1

Me sorprendo pensando en el ímpetu que a mi vida da una palabra tuya…
de camarada, de comandante y llena de razón profunda.
Y tal vez las palabras no se filtran, las palabras me construyen,
porque es el pueblo con toda su sabiduría quien me habla,
y que permiten que esa luminiscencia alcance las copas de los árboles que la custodian.

Me sorprendo escribiendo esto, con el deseo fervoroso de compartir la caminata,
de compartir la mañana, el río, los árboles, la tierra, la vida, la leña mojada…
la insurrección….
Teniendo como punto de partida esa tierra en la que vivo
y como trinchera permanente tus ojos de guerrillera, de comandante.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos