Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

multinacionales

  • ¿Qué nos ha dejado la minería?

    Por: Sara Narváez, guerrillera del Bloque Martin Caballero de las FARC-EP. Desde los años 80, las empresas mineras hacen presencia en la Costa Caribe. A partir del periodo presidencial de Álvaro Uribe Vélez se implementó una nueva política minera que otorgó sin restricciones sociales ni ambientales numerosas concesiones a las empresas transnacionales. El sucesor, Juan Manuel Santos  profundizó esta política hasta convertirla en uno de sus sectores estratégicos.

  • El Cerrejón asesina a los guajiros

    Por: Nolverto Velázquez. Las multinacionales utilizan como táctica, previo al desalojo, una campaña sistemática, calculada de intimidación destinada a desestabilizar y amilanar la frágil resistencia de las comunidades. Desatan una serie de hechos y violaciones que van desde impedir el libre tránsito, irrespeto a su idiosincrasia, la exterminación de sus costumbres ancestrales, culturales, económicas y sociales hasta impedir el derecho de asociación, todo esto mediante una serie de acciones, comenzando por adquirir los predios o fincas aledaños a los poblados, para luego, aduciendo su carácter de propiedad privada, les impiden realizar actividades agrícolas, ganadera y de caza.

  • Guajira: agua contaminada y privatizada

    En la actualidad en La Guajira existe una crisis de acceso al agua, que la han querido mostrar como consecuencia de fenómenos naturales. La verdad es que en menos de 30 años las principales fuentes de agua se han contaminado, acaparado, despojado y controlado por la industria minera, agrícola y por los ganaderos.

  • Situación de muchas Becerrileras y Becerrileros como yo

    En este municipio localizado en el centro del departamento del Cesar, los paramilitares del bloque Juan Andrés Alvares amenazaba, mataban y desaparecían por orden de los latifundistas y las empresas mineras.  De un pueblo alegre donde sus habitantes disfrutaban de las carreras a caballo y la tradicional fiesta de la Paletilla, Becerril pasó de ser un sitio casi fantasma donde más de la mitad de sus habitantes fueron desplazados por el terror de los militares y paramilitares.