• 1

Campesinos

  • Campesinos de Tierralta denuncian desidia de la administración local

      El Alcalde de Tierralta Fabio Leonardo Otero Avilez no invitó a alguno de nuestros los dirigentes, lideres, representantes, defensores/as de nuestra organización para ser participes de este CJT. Sin embargo, aludió en dicho espacio que “si nos había invitado”; eso es totalmente falso. Además, señaló que la muerte de nuestro vicepresidente José Yím er Cartagena Úsuga no ocurrió por su activismo social y rol como defensor de DD.HH. Afirmaciones que vemos como estigmatizadoras marcantizantes.

  • El Acertijo de la Verdad

     

     

    Veinte años después, cuando más arreciaba la guerra en el país en el marco del llamado Plan Colombia, financiado y asesorado por los E-U, el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez aseguraba agitadamente, que en Colombia no existía conflicto armado.

  • En la Serranía del Perijá cabemos perfectamente las comunidades campesinas y el pueblo Yukpa

    En este contexto, una vez más, les reiteramos nuestra propuesta para constituir y poner en marcha una Mesa de Diálogo Interétnico (MDI) que sirva para dirimir nuestras diferencias y disidencias, unificar criterios, construir consensos y, guardando las respectivas autonomías, desplegar algunas acciones conjuntas en defensa de nuestros territorios. No sobra señalar que la propuesta para formalizar este espacio de diálogo y concertación entre pueblo Yukpa y comunidades campesinas viene siendo promovida también por la Defensoría del Pueblo y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

  • La Lucha por la Tierra y el Territorio SIGUE...

    Estas luchas contarán con el respaldo abierto (desde la legalidad) del nuevo movimiento político que ha de surgir de las actuales Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, cuyo programa político entrañará para los antiguos combatientes, igual nivel de compromiso con el pueblo, como el que nos motivó a hacernos guerrilleros para impulsar cambios estructurales en la política colombiana, convencidos que la alternativa es el socialismo.

  • La mujer del maíz

    Mayerlis tenía 14 años cuando la vida cambió para su familia. Su padre, comerciante de raza, volvió a vender mercancías por las calles de San Juan, y así crio a los tres hijos. Le decían Todoamil. A ella, la hija de Todoamil. Fueron los años de la adolescencia, que Mayerlis recorrió por el borde del acantilado. “En ese tiempo era más activismo, más de ponerse un pasamontañas y salir a quemar llantas en la carretera porque no había más nada que hacer. ¿Qué hacías tú ante un gobierno que no te protegía, que te cuestionaba porque pensabas diferente, que te perseguía por no aceptar que la vida la podía quitar cualquier persona?”.

Videos