• 1

Dado que, con seguridad, la zona veredal transitoria de normalización correspondiente al municipio de La Paz se localizará sobre un territorio rodeado de comunidades campesinas, estamos optimistas y esperanzados por el hecho que en un territorio que en el pasado reciente fuera teatro de una larga guerra que trajo muerte, dolor y desolación para nosotros los pobladores de la región, hoy en día sea tenido en cuenta como un territorio privilegiado para la terminación de un conflicto armado de más de medio siglo de existencia.

Además de justicia por sus muertos, los movimientos de víctimas también están reclamando programas de generación de empleo, educación superior y vivienda. Reconocen que el progreso ha sido “lento” pero están resueltos a seguir luchando, “haciendo propuestas, tratando con lo poco que nos brinda la ley, para realizarlas y lograr que las víctimas gocen de esos derechos”.

También participaron de este importante espacio la Universidad de La Guajira,  el Sena, el ICBF,  la Personería Municipal de Fonseca, el cuerpo docente de la escuela de Pondores, entre otros. 

Las comunidades de esta región, altamente marcada por la violencia, son conscientes de que dicho acuerdo de paz no solamente significa el fin del conflicto armado y el silencio de los fusiles, sino también el inicio de la solución a las problemáticas sociales que a diario se viven en la geografía colombiana.


Por su parte el Instructor del SENA Farley Solano manifestó .“Nunca he trabajado con unos estudiantes tan disciplinados, estos hombres y mujeres de las FARC en proceso de reincorporación a la vida civil le cumplen a la  Paz”