• 1

Actualmente lideraba un proceso comunitario en defensa del territorio y el medio ambiente, en contra de la minería en esta región del país. También lideró, a mediados de julio, una jornada de protesta ante la decisión del cierre del Hospital público San Andrés, del municipio de Chiriguaná, en medio de las que fue asesinado Neiman Agustín Lara, también integrante del Consejo Comunitario de La Sierrita.

A través de una misiva dirigida a los resguardos indígenas Yukpa del norte del Cesar, la Asociación Campesina de la Serranía del Perijá (Asoperijá) invita a la conformación de la Mesa de Diálogo Intercultural (MDI) para ventilar las diferencias existentes y así superar los conflictos que actualmente existen entre campesinos e indígenas.

Dado que, con seguridad, la zona veredal transitoria de normalización correspondiente al municipio de La Paz se localizará sobre un territorio rodeado de comunidades campesinas, estamos optimistas y esperanzados por el hecho que en un territorio que en el pasado reciente fuera teatro de una larga guerra que trajo muerte, dolor y desolación para nosotros los pobladores de la región, hoy en día sea tenido en cuenta como un territorio privilegiado para la terminación de un conflicto armado de más de medio siglo de existencia.

Además de justicia por sus muertos, los movimientos de víctimas también están reclamando programas de generación de empleo, educación superior y vivienda. Reconocen que el progreso ha sido “lento” pero están resueltos a seguir luchando, “haciendo propuestas, tratando con lo poco que nos brinda la ley, para realizarlas y lograr que las víctimas gocen de esos derechos”.

Las comunidades de esta región, altamente marcada por la violencia, son conscientes de que dicho acuerdo de paz no solamente significa el fin del conflicto armado y el silencio de los fusiles, sino también el inicio de la solución a las problemáticas sociales que a diario se viven en la geografía colombiana.