• 1

Estado Mayor del Frente 59 de las FARC-EP. El pueblo guajiro debería convocar un Tribunal Popular con fuerza vinculante que juzgue a esa clase política corrupta, a sus partidos, a sus jefes y maquinarias electorales, que a través del robo, el fraude electoral, la compra de votos, la amenaza paramilitar y la compra de jueces, se mantiene atornillada a los cargos de gobierno sin darle solución a la alarmante problemática social de uno de los departamentos con la tasa más alta de Necesidades Básicas Insatisfechas (65%) y de pobreza extrema a nivel nacional (24.8%). Un Tribunal popular contra los corruptos que se roban la plata del pueblo y lo condena a morir de hambre.

Por: Nolverto Velázquez. Las multinacionales utilizan como táctica, previo al desalojo, una campaña sistemática, calculada de intimidación destinada a desestabilizar y amilanar la frágil resistencia de las comunidades. Desatan una serie de hechos y violaciones que van desde impedir el libre tránsito, irrespeto a su idiosincrasia, la exterminación de sus costumbres ancestrales, culturales, económicas y sociales hasta impedir el derecho de asociación, todo esto mediante una serie de acciones, comenzando por adquirir los predios o fincas aledaños a los poblados, para luego, aduciendo su carácter de propiedad privada, les impiden realizar actividades agrícolas, ganadera y de caza.

El capitalismo y su expresión actual el neoliberalismo ha hecho innumerables esfuerzos para penetrar en las costumbres y creencias de la población. Al mejor estilo de las cruzadas de Tancredo, ha invadido, saqueado y despojado a  comunidades enteras, no sólo golpeándolas, sino imponiendo otro ritmo de vida, una forma depredadora de estar en el mundo.

Desmentimos y rechazamos el panfleto distribuido como una supuesta “Denuncia Pública” utilizando el buen nombre del 59 Frente de la FARC EP. Son varias las razones por las cuales esas amenazas no coinciden con nuestra forma de actuar y que la población debe conocer para no dejarse confundir en un momento histórico en el cual toda nuestra energía está orientada hacia la paz.