• 1

 

Apreciado y admirado comandante, reciba usted un cordial y revolucionario saludo extensivo a todos los demás camaradas que lo acompañan en esta ardua lucha.

Queremos expresarle a través de esta breve nota, de la forma más sincera, que nos sentimos muy bien representados por nuestra delegación en las conversaciones con el gobierno de Colombia en la Mesa de La Habana, que estamos muy orgullosos de los logros y por qué no decir, los triunfos de carácter político que hasta el momento hemos logrado, en el entendido que las peleas políticas por dichas conquistas no han sido muy fáciles.

Manifestar también nuestro más sincero sentimiento y decisión de apoyo total al proceso de diálogos. Nosotros los revolucionarios estamos obligados a hacer un profundo análisis político de coyuntura a nivel nacional e internacional, la situación política del momento así lo exige, y todo aquel que no lo haga, no va a poder entender que en estos momentos es el camino más viable para impulsar el proyecto político de nuestra organización, y más aún si tenemos en cuenta todos los errores del pasado, que como usted muy bien lo dice, han sido hasta de carácter estratégico.

Como es apenas normal, camarada, hemos tenido también algunas inquietudes en cuanto a los acuerdos, pero en la medida en que usted nos ha hecho llegar extensas notas con un profundo contenido de explicación, pues uno queda más claro de cómo es que es la cosa, situación por la cual le estamos altamente agradecidos. Esperamos que continúe en esa tónica.

Lo importante ahora es que hagamos conciencia todos, de la importancia que tienen para el futuro de nuestra gloriosa organización, la unidad y la cohesión, y más ahora que estamos a punto de convertirnos en un partido político legal y abierto, al que todo el pueblo ve como la única alternativa, en el cual se centran todas las expectativas de cambio social que significa la paz de Colombia , donde tenemos que tener claro que nuestro objetivo fundamental es el fortalecimiento del mismo, y esto no lo vamos a lograr si no somos conscientes de ello, y por el contrario nos vamos a dejar absorber por el consumismo, la vida fácil y el derroche. Si a eso le sumamos el bombardeo ideológico que no se va a hacer esperar, con seguridad vamos hacer borrados del mapa rapidito.

Condenamos enfáticamente la actitud de insubordinación que han asumido los camaradas del Primer Frente, aunque no son todos. Queda claro el alto nivel de deterioro de los principios y convicciones éticas y morales que nos simbolizan  a los revolucionarios de verdad, es inadmisible que pretendan con mentiras, engaños, utilizando la desinformación o tergiversación de los acuerdos de La Habana, para ganar adeptos, encontrar consenso y apoyo en los macabros planes de acomodamiento, enriquecimiento de carácter individual.

A ellos, a los que por un motivo u otro están salidos de los lineamientos de las FARC-EP, los invitamos a que hagan un alto en el camino y reflexionen que van por el camino equivocado, las puertas están abiertas para dialogar en tal sentido, no olviden que hay todo un pueblo que nos ve como la única esperanza de cambio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos