Unknown column 'a.client_id' in 'where clause'
  • 1

La corrupción del régimen electoral colombiano es causa de la violencia política que padece Colombia. Comparando las cifras de las elecciones de octubre de 2015, saltan a la vista las  diferencias e inconsistencias entre Censo electoral y Censo poblacional. Son varios los municipios del caribe colombiano donde son más los electores que los habitantes, lo cual es una clara muestra de la corrupción generalizada que caracteriza la democracia colombiana y que imposibilita la verdadera Participación Política.


En el municipio de Becerril (departamento del Cesar), la población es de 13.453 habitantes y mientras que los habilitados para votar ascienden a 13.948 (según cifras de la Registraduría Nacional del Estado Civil); la diferencia es de 495 personas. Otro caso es San Diego (en el Cesar), donde la población es de 13.376 habitantes (proyección del Censo DANE 2015), mientras y el Censo electoral es de 13.540,  la diferencia es de 164 personas y encontramos otro caso en el municipio de Córdoba, departamento de Bolívar  la población es de 12.435 y el censo electoral es de 12.929, la diferencia es de 494 personas. Si nos detenemos en los 1102 municipios que tiene Colombia, de seguro encontraremos muchas de estas diferencias.


¿A qué se debe esto?
Se puede mencionar varias posibilidades entre ellas por ejemplo que los muertos siguen votando, hay trashumancia electoral o trasteo de votos, fraude en sus distintas modalidades.

Pero esto no es todo, también encontramos diferencias entre el indicador  SISBEN y la proyección del Censo DANE 2015 por ejemplo casos como: en el municipio de Agustín Codazzi (Cesar) encontramos que la proyección del Censo DANE 2015 es de 50.829 y en el SISBEN es de 51.040 la diferencia es de 211 personas, en Curumaní (Cesar) la proyección del Censo DANE 2015 es de 24.367 y el SISBEN es de 30.284 personas. En el Guamo (Bolívar) la proyección del Censo DANE 2015 es de 7.757 y el SISBEN es de 8.252 aquí la diferencia es de 495, en Colosó (Sucre) la proyección del Censo DANE 2015 es de 5.838 y el SISBEN 7.099, la diferencia es de 1.261. ¿Cómo afectará estas inconsistencia los Planes de Desarrollo de los Departamentos? ¿Cómo van a garantizar los gobernantes regionales y locales que los PDET van a ser implementados correctamente en medio de tantas irregularidades?

 

¿Serán diferencias o serán casualidades?


Conocer y desenmascarar estos fenómenos es una tarea de las organizaciones sociales para la cual cuentan con nuestro respaldo; el compromiso que estamos asumiendo para la implementación de los acuerdos es muy grande, para lo cual necesitamos cifras reales y no los datos manipulados con los que han gobernado los partidos de siempre.


Estamos luchando por conquistar una paz con verdadera justicia social. Donde se acabe la corrupción, la mentira, el clientelismos; donde el pueblo colombiano tenga realmente derecho a la participación política sin ningún temor.


Las FARC-EP nos esforzaremos porque así sea. Invitamos a todos los colombianos a la participación política, a la organización, a la movilización. Porque todos unidos lograremos la PAZ.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar