• 1

 

Viviana tiene un bebé muy chiquitito en brazos, el nene llora, tose, su pecho suena tan fuerte que duele escucharlo toser. Viviana tuvo antes otro bebé, también tosía, su pecho sonaba igual de fuerte, pero no tuvo oportunidad, la enfermedad se lo llevó hace año y medio. Intentaron sacarlo al médico, alcanzó a llegar a Potrerito, allí murió. Viviana tiene 16 años, es una indígena Wiwa, vive en lo profundo de la Sierra Nevada, La Guajira, espera que a su otro bebito no se lo lleve la enfermedad.

Lo que han vivido Viviana y sus bebés es una  muestra del fenómeno social que viven los pueblos indígenas de la Sierra Nevada colombiana, la desgracia de los Wiwas evidencia la profunda problemática que viven las comunidades olvidadas en un mundo lejano, en el que la comida, la educación, la salud; la vida al fin de cuentas, están condicionados por la distancia, por un camino largo y peligroso.

Desde octubre de 2016 una gripe se propago por las comunidades de la Sierra Nevada, una enfermedad común de tratar, en cualquier otro sitio, resultó ser mortal para estas comunidades, aproximadamente 30 indígenas han muerto hasta la fecha: bebés, niños, jóvenes y adultos. La falta de un centro de atención médico básico en la zona, lo difícil de transportarse a pie varias horas entre las montañas para llegar a algún pueblo a buscar ayuda o no contar con algún peso para nada, se convirtieron en tierra fértil para que la enfermedad proliferara, a esto se le sumó que gran parte de los afectados no poseian, o poseen, identificación. Niños sin registro civil y adultos sin cédulas a los que les toca morir, aunque hayan llegado a puertas del centro de salud, por no tener identificación.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos