• 1



El 13 de mayo de 1909, los estudiantes se movilizan contra el gobierno del entonces presidente Rafael Reyes, y la respuesta fue la declaración del estado de sitio y el encarcelamiento de los dirigentes estudiantiles.


En la década de los años 20 el estudiantado colombiano se vio claramente  irradiado y a la vez dinamizado por los postulados del “manifiesto de Córdoba” que cobró vida el 12 de junio de 1918.


En 1929, el 7 de junio una manifestación de estudiantes en rechazo a lo que se dio en llamar “la masacre de las bananeras” y al nombramiento del carnicero, carlós Cortez Vargas como comandante de la policía de Bogotá,


Gonzalo bravo Pérez, se dirigía hacia el café capitolio, cuando una bala disparada por un soldado de la guardia presidencial  apagó su valiosa vida embadurnando una vez más con sangre de inocentes el uniforme de la institución castrense.


Una gran manifestación acompañó a su última morada los restos del estudiante, las protestas se multiplicaron y lograron la destitución y procesamiento del teniente coronel Cortes Vargas, de los ministros y  militares involucrados, en tan execrables actos.


El 8 de junio de 1954 en un acto de conmemoración del hecho de 1929, los estudiantes de la universidad nacional marchan pacíficamente hacia el palacio presidencial luego de varios choques con la policía.


Cuando los estudiantes volvían a la sede de la universidad apareció la fuerza pública disparando sus armas de dotación contra los manifestantes asesinando al estudiante Uriel Gutiérrez. El 9 de junio continuaron las protestas por el fatídico hecho del día anterior; a la altura de la carrera 7ª, la fuerza pública dio la orden de disolver la marcha.


Ante las consignas y discursos de los estudiantes, que se habían sentaron pacíficamente en los andenes, los “gloriosos soldados dela patria” provenientes de la guerra de Corea, abrieron fuego contra los manifestantes. El saldo fue de 11 muertos y cerca de 50 heridos. Álvaro Gutiérrez, Elmo Gómez, Hernando morales, Rafael Chávez, Jaime moure, Hernando Ospina, Hernando león y Jaime pacheco se encontraban entre los asesinados.


El paro cívico que dio con la caída del dictador en mil novecientos cincuenta y siete fue propiciado por los estudiantes, ellos fueron elogiados por la burguesía como los héroes de la “democracia”.

ESTATUTO DE SEGURIDAD DE TURBAY AYALA
En el gobierno de Julio Cesar Turbay, 1978-1982, es creado el tristemente célebre estatuto de la seguridad nacional que permite a la fuerza pública encarcelar a quien porte libros que hablen sobre el socialismo o que tenga ideas progresistas. En este gobierno fueron perseguidos, asesinados torturados y desaparecidos decenas de jóvenes estudiantes.


Este sistema que se jacta de ser “la democracia más antigua del continente” ha sido capaz de destinar miles de millones de dólares para la guerra contra su propio pueblo, y tiene el cinismo de recortar recursos a la educación aduciendo que no hay dinero, mientras preparan campañas políticas utilizando los mismos recursos del Estado. Esto si es una verdadera fatalidad. ¿Cuál será el destino que le espera a nuestra juventud si se les niega su derecho a educarse?, y usted lo sabe muy bien doctor Santos. Lo dijo el libertador: “un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”   



 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos