• 1

Luego de marchar casi 10 kilómetros, las guerrilleras y guerrilleros  del Bloque Martin Caballero de las FARC, arribamos a la vereda Pondores en el corregimiento de Conejo en la Guajira, animados por la convicción de honrar la palabra empeñada consistente en llegar a las Zonas veredales en esta fecha histórica. Con esto se ratifica que las FARC cumplen.


En Pondores encontramos una explanada desértica, castigada por un sol guajiro implacable de donde se levantan unas construcciones recién iniciadas y una nube de polvo que corta la respiración. El ruido de la maquinaria pesada aturde, más a una población acostumbrada a vivir en el silencio de la selva.


No imaginábamos así la reincorporación; nos habían ilusionado con la promesa que llegaríamos a un pueblito con todos los servicios básicos resueltos; un lugar agradable como la montaña que nos abrigó en años de trashumancia guerrillera, donde iniciaríamos el proceso de educación y formación de cara a la reincorporación “de acuerdo a nuestros intereses políticos, económicos, sociales y culturales”, como reza el acuerdo. Pero en el PTN de Pondores no hay viviendas, sanitarios, conexiones eléctricas, puesto de salud o primeros auxilios, medicamentos, cocinas, almacén para los víveres, aulas para realizar las actividades educativas y culturales; nada de eso, el PTN de Pondores es un peladero sin las mínimas condiciones de habitabilidad y convivencia.


Teniendo en cuenta que hace dos meses sufrimos la muerte de una guerrillera (Damaris Lee), en el PPT de la Ye de Las Marimondas, por falta de atención médica oportuna, es nuestro deber encender a tiempo las alarmas antes de que ocurran hechos lamentables por causa de otra desatención en salud. No estamos exagerando; en el PTN de Pondores hay tres mujeres embarazadas y una recién parida. Para los que aún no lo saben, los integrantes de las FARC en proceso de reincorporación, no gozamos de un sistema de salud como afirmó el presidente Santos hace unos días en el Meta;  necesitamos eso sí, un régimen de salud que no nos condene a morir en la puerta de los hospitales, un régimen de salud que garantice protección y dignidad.


EL AFAN GUBERNAMENTAL POR LA DEJACION DE ARMAS
Las palabras del alto comisionado para la paz, doctor Sergio Jaramillo, el pasado primero de febrero en Pondores reflejan el afán del gobierno de que se inicie rápidamente el cronograma de la dejación de armas. No muestran el mismo interés por la Reincorporación y la implementación de los acuerdos. Esta misma sensación quedó en muchas de las personas que acompañaron la marcha guerrillera. Los habitantes humildes de estas tierras maltratadas de la Guajira temen que con el proceso de Implementación ocurra igual que con la construcción de las ZVTN y PTN.


En las Zonas Veredales los guerrilleros ocupan el tiempo en tareas de construcción, cumpliendo una misión que es del gobierno nacional, en lugar de estar preparándose para los nuevos retos que trae consigo la reincorporación a la vida civil “según sus intereses…”.  A este ritmo pasarán los 180 días de la dejación de armas sin que se realice el censo socioeconómico para los procesos formativos, de homologación y validación de conocimientos de los combatientes. Mal comienzo para la Reincorporación.


LA LEY DEL EMBUDO


Como en la canción de un compositor nacido de esta tierra: “la ley del embudo, lo ancho pa ellos, lo angosto uno”
Hará falta mucha movilización popular para que el proceso de implementación de los acuerdos no se vea empantanado por la mezquindad de esta clase gobernante.
Una Aclaración Necesaria.


En el afán de mostrar a los medios de comunicación y la opinión publica avances de las construcciones en el PTN de Pondores, el gobierno nacional a través de la Oficina del alto comisionado Sergio Jaramillo simularon la existencia de construcciones que no estaban listas, como sanitarios, pozas sépticas, cocinas, y una vez terminado el acto público volvieron a desmontarlas. Ahí está retratada la vieja forma de hacer política, de la que estamos dispuestos a marcar diferencia en aras de generar un medio ambiente político en Colombia de democracia verdadera.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos