• 1

FARC impulsa la planeación del desarrollo desde abajo.


Las  FARC  han  convocado  varios  encuentros  con  las  Juntas  de  Acción  Comunal y  otras  organizaciones  comunitarias  del departamento del Cesar. Dicho s eventos tienen los siguientes objetivos: 1. Avanzar en el conocimiento  del Acuerdo de Paz  y  los  beneficios  que  trae  para  el  pueblo. 2.  Construir  un  plan  de trabajo  para  la  formulación  de  los  planes  de desarrollo  de  veredas  y  corregimientos  y  la  gestión  y  el  empalme  con  el  Acuerdo  de  Paz.  3.  Compartir  elementos  de  planeación que favorezcan la construcción de una agenda para el diseño de lo s Planes y Proyectos.

 


En  tal  sentido  acordamos  con  líderes  y  lideresas ,  coordinar  jornadas  de  capacitación  en  la  formulación  de  proyectos y  planes e ir adelantando procesos de planeación participativa, des de abajo .  Hemos propuesto  una guía para la realización de  diagnósticos  y  planes  de  desarrollo,  mientras  avanzamos  en  
la  capacitación  y  el  acompañamiento  técnico  en  las veredas .
Se trata de una guía que ser á aplicada según las condiciones específicas de cada comunidad.  La guía incluye una propuesta de agenda para el diagnóstico y la formulación del plan y lo s proyectos. De la metodología que proponemos destacamos tres aspectos. En primer lugar la Asamblea Comunitaria. Rescatar éste espacio por su carácter  participativo  de  decisión  colectiva  y  de  gobierno  del  pueblo .  Además  de  arrojar  productos  técnicos,  la  Asamblea Comunitaria servirá de escuela de autogobierno donde las comunidades tendrán mucho más claro el proceso de gestión y administración de los recursos. Será una escuela de construcción del poder desde abajo.  

En  segundo  lugar,  el  ejercicio  dinamiza  el  proceso  organizativo   y  amplía  la  participación con  la  convocatoria  de  los comités  o  grupos  de  trabajo  por  cada  uno  de  los  12  sectores  que  son  o bjeto  de  los  Planes  Nacionales  de  la  Reforma Rural Integral. Se deben conformar el comité de electrificación, vías terciarias , salud rural, educación rural, vivienda rural etcétera.  Allí  se  producirá  conocimiento  de  la  realidad  y  las  alternativas  para  atender  las  necesidades.  Dicho  de  otra manera,  se  realizará  el  diagnóstico  y  las  alternativas  como insumo  para  los  Planes  de  Desarrollo  de  las  diferentes entidades territoriales en el marco de la implementación del Acuerdo de Paz y las responsabilidades que tiene el Estado para garantizar los derechos de la población.  

En  tercer  lugar,  con  el  proceso se  promueve  la  creación  de  veedurías  comunitarias. En  las  reformas  para  apertura democrática  para  construir  la  Paz  quedó  precisamente  un  plan  nacional  de  formación  de  veedores  y  veedoras  que promocionen las comunidades. Dice el Acuerdo que La participación y el control por parte de ciudadanos y ciudadanas son  esenciales  para  asegurar  la  transparencia  de  la gestión  pública  y  el  buen uso  de  los  recursos;  y  para  avanzar  en  la lucha contra la corrupción y contra la penetración de estructuras criminales en las instituciones públicas. 

El acceso a la información sobre los proyectos y planes de inversión con recursos públicos es definitivo en la veeduría.  Por  tal  razón  nos  preocupa  el  desconocimiento  que  tienen  líderes  y  lideresas  sobre  el marco  institucional  y  legal  de  la participación y en general de la administración pública. Grave si se tiene en cuenta que es ta s son las personas que están al  frente  de  la  gestión  del  desarrollo  intentando  resolver  los  problemas  de  sus  comunidades y la  satisfacción  de  las necesidades. 

Es en  ese  marco  donde  se  encuentran  algunas  de  las barreras  que  impiden el  camino  del  bienestar.  Es  la institucionalidad capitalista la que favorece la reproducción de la pobreza.  Muchas  veces, los  líderes  y  las  lideresas  terminan  siendo  culpabilizados  ante  el  fracaso  de  la  gestión  y  por  su  poca incidencia. Antes de responsabilizarlos, primero debería analizarse la viabilidad institucional para resolver los problemas comunitarios.  Al  desconocer  la  institucionalidad,  se  desconoce  que  se  trata  de   un sistema  que  niega  los  derechos  del pueblo.   Dicho   de   otra   manera: las   expresiones   orgánicas   de   la   comunidad   canalizan   sus   esfuerzos   hacia   una institucionalidad que no tiene como propósito resolver los graves problemas de las mayorías empobrecidas. Esto  para  decir  también  que  uno  de  los  principales  problemas  del  pueblo  es  no  tener  poder  político.  No  se  trata  de tener un amigo en la alcaldía. El poder político del pueblo, de la clase trabajadora, del campesinado, de los pobres, se evidenciará  por  ejemplo,  en  la  capacidad  de  decidir  sobre  el  presupuesto  para las  prioridades  de  las  mayorías.  Con  el poder político del pueblo, la justicia social será una realidad. Sin poder político no hay desarrollo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos