• 1

Los resultados del plebiscito han generado numerosas reacciones en el seno del pueblo, muchos factores afectaron para que el anhelo de paz del pueblo colombiano no  se  sintiera,  la  abstención  fue  la  ganadora,  nuestro  pueblo,  el  de  a  pie,  el  de machete  en  el  cinto  y  sombrero,  el  de  piel  tostada,  por  el  sol,  el  de  jornales incansables, el que sufre hambre a costa de un sistema de miseria e inequidad que los poderosos quieren perpetuar por los siglos de los siglos, no salió a votar, no está educado  políticamente,  esa  es  una  de  las  labores  de  la  implementación  del  segundo acuerdo de la habana “participación política, apertura democrática para la paz”. El huracán “Matthew” también afectó sobre todo en la costa caribe, pero el papel determinante en la pérdida del “si” , recae fundamentalmente en los medios de  comunicación  que  fueron  micrófonos  para  que  los  sembradores  de  odio, bombardearan con mentiras al pueblo para ponerlo en contra del acuerdo y buscar la  inviable  “renegociación  de  los  acuerdos”,  la  ciencia  política  expresa  “que  la opinión dominante, es la opinión de la clase dominante”.

El país político se expresó y los resultados reflejan un empate técnico, no se puede hablar de mayoría fueron casi sesenta mil votos más que obtuvo el no, y eso no es mayoría, mayoría fue ese pueblo que no voto, todo esto demuestra la urgente reforma política que debe tener el  sistema  político  y de  elecciones  en  Colombia, para  que  la “voz del pueblo” se sienta  de  verdad y  que  unos  pocos  no  definan  el  futuro  de  todos ,  por  eso  los resultados  de  la  jornada  plebiscitaria  solo  tienen  aplicaciones  políticas  mas  no jurídicas,   ninguna   votación   en   ningún   país,   han   hecho   inviable   un   tratado internacional.

Las  FARC -EP  en  boca  de  nuestro  secretariado  reafirmamos  nuestra voluntad  de paz, estamos comprometidos en solo usar la palabra como arma de construcción hacia  el  futuro,  sabemos  que  este  nuevo  escenario solo  nos  obliga  a  seguir luchando con nuestro pueblo por la implementación de lo acordado. El acuerdo general para la terminación del conflicto  y la construcción de una paz estable y duradera ratificado por las partes el 26 de septiembre en el “Corralito de piedra”, con el acompañamiento internacional, es un acuerdo especial humanitario en los términos del artículo 3 común a los convenios de ginebra de 1949 y ya fue depositado  ante  el  consejo  Federal  Suizo  en  Berna  o  ante  el  organismo  que  lo sustituya  en  el futuro  como  depositario  de  las  Convenciones  de  Ginebra,  esto  lo hace  inmodificable  e imprescriptible,  es  decir,  no  se  puede  modificar,  cambiar, además fue anexado a la Resolución 2261 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En el preámbulo del acuerdo final dice textualmente “Recordando que el Artículo 94 manifiesta  que  “la  enunciación  de  los  derechos  y  garantías  contenidos  en  la Constitución y en los convenios internacionales vigentes, no debe entenderse como negación  de  otros  que,  siendo  inherentes a  la  persona  humana,  no  figuren expresamente en ellos”, que los tratados sobre derechos humanos, aprobados por el Congreso, y que no pueden ser suspendidos ni siquiera durante los estados de excepción, prevalecen en el orden interno”.

Las  FARC - EP  nos  apegamos a lo pactado, nos apegamos al principio de “Pacta sunt servanda” que expresa que toda convención debe ser fielmente cumplida por las partes de acuerdo con lo pactado. En materia de derecho internacional  significa "Todo tratado en vigor obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe" (según lo señala el artículo 26 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de  1969 y mismo artículo de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados celebrados entre Estados y Organizaciones Internacionales o entre Organizaciones  Internacionales de 1986 ). A  eso  nos  apegamos,  corresponde  al pueblo colombiano luchar porque el estado colombiano cumpla lo acordado, el pacto político debe expresar el cumplimiento de lo acordado y su futura implementación. ¡LA PAZ VENCERÁ, LA PAZ CON DIGNIDAD LLEGO PARA QUEDARSE! 3 oct de 2016 Montañas de Colombia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar