• 1

Becerril tierra en el olvido de las políticas públicas nacionales, departamentales y  municipales, ha sido también escenario del paramilitarismo de Estado y la corrupción.  Esa es mi patria chica y por eso hoy que se han firmado los acuerdos de paz definitivos,  quiero dirigirme a mis paisanos becerrileros, como guerrillero de las FARC, para que juntos construyamos la esperanza; porque la paz de Colombia Sí es posible.

En este municipio localizado en el centro del departamento del Cesar, los paramilitares del bloque Juan Andrés Alvares amenazaba, mataban y desaparecían por orden de los latifundistas y las empresas mineras.  De un pueblo alegre donde sus habitantes disfrutaban de las carreras a caballo y la tradicional fiesta de la Paletilla, Becerril pasó de ser un sitio casi fantasma donde más de la mitad de sus habitantes fueron desplazados por el terror de los militares y paramilitares.

Toda esta violencia estaba dirigida a facilitarles a las multinacionales DRUMMOND y PRODECO la explotación de la riqueza carbonífera que reposa en las tierras campesinas.
Cuando tenía seis años viví en el corregimiento Estados unidos jurisdicción de Becerril una dramática situación en medio de la “Operación Fénix; el vil asesinato de un líder campesino que fue apedreado por paramilitares hasta morir; un valiente hombre que luchaba por la tierra, lastimando para la época los intereses del régimen sanguinario y terrorista que impuso por ocho años el presidente Álvaro Uribe Vélez. No fue coincidencia que las tropas del batallón energético vial N° 2 se fueran para que después llegaran los paramilitares a ejecutar la orden impartida.

Como este caso se vivieron otros; alrededor de 1995 se bañó en sangre la plaza de ese corregimiento, cuando los paramilitares que ya habían  masacrado a muchos pobladores, llegaban por sis victimas cuyos nombres llevaban en listados que les facilitaban los organismos del Estado, pero cuando no encontraban  a sus objetivos, asesinaban sus hijos, padres o hermanos. A las victimas la hacían pasar por guerrilleros, milicianos, o colaboradores; más tarde se conoció esa práctica como “falsos positivos”

Entre tanto la pobreza iba creciendo. Las cifras de propiedad sobre la tierra según el medidor GINI indican que de 0,691 en el 2000 pasamos a  0,707 en 2009. La razón de este incremento es el despojo violento en favor del poder latifundista. Hasta esos parajes llegaron ingenieros gringo y con el cuento de ser misiones humanitarias engañaron a la gente humilde.

Cuando niño me tocaba ir caminando varios kilómetros hasta la cabecera municipal para poder estudiar porque la via estaba en mal estado. Después de dos décadas de explotación del carbón, en Becerril la educación sigue siendo deficiente, las vías y la salud igualmente;  Actualmente las cifras no son nada alentadora: Según CENSO 2005 la Tasa de  analfabetismo del municipio es de 19.96% ¿será que la cifra es cierta? démosle el beneficio de la duda, porque a simple vista la situación parece ser más grave.


La cuestión es que no hay trasparecía, los alcaldes y concejales que se hicieron elegir en los pasados comicios no parecen entender todavía los retos que entraña el acuerdo de paz para sus municipios. Parecen anclados aun en el pasado de corrupción que tanta violencia ha originado en este país.

En Becerril, como cosa extraña, en las pasadas elecciones fue más alto el número de votantes (13.948), que el número total de población (13.453). Sería oportuno que el alcalde y su cómplice el Procurador Alejandro Ordoñez le explicaran al país este inexplicable fenómeno. 


El alcalde Juan Francisco Rojas Hinojosa, debería explicarle también a sus electores que va a hacer para disminuir el alto índice de pobreza; las cifras del DANE reflejan que un 56,51% de sus habitantes tienen Necesidades básicas insatisfechas (NBI).

Terrible lo que padece mi pueblo con un déficit de vivienda tan elevado, que en lo Urbano es de 1137 viviendas (51,58 %) y en lo rural es de 940 viviendas (94,03 %).  Igualmente terrible que su alcalde se siga prestando a aplicar la Política de Seguridad Democrática cuando promueve al lado de militares contrarios al sentimiento de paz de la mayoría de los colombianos, promueve operativos militares que dejaron como resultado el injusto encarcelamiento de dirigentes campesinos como: Cristóbal Pineda, Luis Galvis, Erasmo Galvis, Wilson Paredes, William Paredes, Dagoberto Galvis, Jaime Santana, Jerónimo Rangel, Jorge Rangel, Hubernel Durán, entre otros, quienes son reconocidos campesinos y trabajadores de la tierra.

Estamos en un momento histórico, donde es posible conquistar la paz para Colombia. No hay espacio para la intriga, la mentira y el odio. Vamos todos por la paz.
agosto 2016


Por: Gabriel, guerrillero del BMC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos